18 de febrero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Psiquiatría

Una de cada cuatro chicas de 14 años tiene síntomas de depresión

En cambio, solo uno de cada diez chicos adolescentes muestra indicios depresivos

La mayoría de los padres no son conscientes de la gravedad de la situación.
Una de cada cuatro chicas de 14 años tiene síntomas de depresión
Redacción
Martes, 09 de enero de 2018, a las 13:20
Una de cada cuatro chicas de 14 años manifiesta síntomas de depresión por uno de cada diez chicos de la misma edad, según una investigación liderada por la Universidad de Liverpool y el ULC Institute of Educations del Reino Unido, que ha hecho un seguimiento a diez mil menores nacidos entre 2000 y 2001.

El estudio ha sido publicado en The Lancet Psychiatry y concluye que los antecedentes psicológicos del padre y de la madre son un factor de riesgo para el desarrollo de una depresión en los hijos. Por eso, los autores inciden en que hay que trabajar de forma precoz con el cuadro familiar, ya que será clave para prevenir la depresión a lo largo de la vida.

Los investigadores hicieron un seguimiento a 6.000 familias en Irlanda y 8.000 en Reino Unido. Padres y niños han contestado encuestas sobre sentimientos a los 7, 9, 13 y 14 años de edad de los hijos. Los resultados han sido evaluados teniendo en cuenta una escala de depresión, mostrando que padre y madre, por igual, tienen una influencia fundamental en este asunto, no solo la madre, como apuntaban investigaciones anteriores.

Edad, sexo y clase social

Es a partir de los 13 años cuando se manifiestan los primeros síntomas depresivos. Además del sexo del adolescente también influye el hecho de nacer en una familia desfavorecida y, en el caso de Reino Unido, pertenecer a una minoría étnica.

El estudio también señala que la mayoría de los padres no son conscientes de la gravedad de la situación. El distanciamiento con los amigos, la tristeza, los cambios de estado de ánimo, la irritabilidad o las alteraciones en los hábitos de sueño o de la alimentación pueden poner a los padres en alerta.