Los niños con TDAH visitan con frecuencia al médico antes del diagnóstico

Investigadores sugieren que puede ser una nueva forma de identificar las afecciones de manera temprana

Matthew Engelhard, investigador asociado principal de Duke.
Los niños con TDAH visitan con frecuencia al médico antes del diagnóstico
jue 19 noviembre 2020. 17.50H
Los niños que más tarde son diagnosticados con autismo y (o) trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) visitan médicos y hospitales con más frecuencia en su primer año de vida que los niños no afectados, lo que sugiere que podría ser una nueva forma de identificar las afecciones de manera temprana.

Los hallazgos de los investigadores de Duke Health, que aparecen en la revista Scientific Reports, proporcionan evidencia de que los patrones de utilización de la atención médica en el primer año de un bebé pueden obtenerse a partir de los registros médicos electrónicos, lo que sirve como una hoja de ruta para proporcionar diagnósticos y tratamientos oportunos que podrían mejorar los resultados y reducir los costes de esta atención. 

El trastorno del espectro autista (TEA) afecta aproximadamente al 1,5 por ciento de los niños en los Estados Unidos y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) afecta aproximadamente al 11 por ciento de los niños estadounidenses. Los síntomas del TDAH también están presentes en hasta el 60 por ciento de los niños con TEA. Los diagnósticos están asociados con una mayor utilización de los servicios de atención médica, con un gran costo para las familias.

"Este estudio proporciona evidencia de que los niños que desarrollan autismo y TDAH están en un camino diferente desde el principio", ha señalado el autor principal Matthew Engelhard, investigador asociado principal de Duke. "Sabemos que los niños con estos diagnósticos tienen más interacciones con el sistema de atención médica después de haber sido diagnosticados, pero esto indica que los patrones distintivos de utilización comienzan temprano en la vida de estos niños. Esto podría brindar una oportunidad para intervenir antes", añade. 

"Sabemos que los niños con TEA y TDAH a menudo reciben su diagnóstico mucho más tarde, perdiendo los beneficios comprobados que pueden aportar las intervenciones tempranas ", ha indicado Geraldine Dawson, directora del Centro de Duke para el Autismo y el Desarrollo Cerebral y el Instituto Duke de Ciencias del Cerebro. "Debido a la maleabilidad inherente del cerebro, su neuroplasticidad, la detección e intervención tempranas son fundamentales para mejorar los resultados en los TEA, especialmente en términos de lenguaje y habilidades sociales".


Diagnóstico del TDAH y número de visitas al médico


Engelhard y sus colegas, incluidos los autores principales Dawson y Scott Kollins, utilizaron 10 años de datos recopilados de los registros de salud electrónicos de casi 30.000 pacientes, principalmente en el Sistema de Salud de la Universidad de Duke, que tuvieron al menos dos visitas de rutina antes del año. 

Los pacientes se agruparon por haber sido diagnosticados posteriormente con TEA, TDAH, ambas afecciones o sin diagnóstico. Luego, los investigadores analizaron los registros del primer año de ingresos hospitalarios, procedimientos, visitas al departamento de emergencias y citas clínicas ambulatorias.

Para los niños que luego se descubrió que tenían uno o ambos diagnósticos, sus nacimientos tendían a resultar en estadías hospitalarias más largas en comparación con los niños sin los trastornos.

Los niños diagnosticados posteriormente con TEA tuvieron un mayor número de procedimientos, incluida la intubación y la ventilación, y más visitas de atención especializada para pacientes ambulatorios para servicios como fisioterapia y citas con la vista. En cuanto a los pequeños que luego tenían TDAH, se sometieron a más procedimientos, en particular, transfusiones de sangre, así como más ingresos hospitalarios y más visitas al departamento de emergencias.


Eficacia de los tratamientos para el TDAH


Los estudios muestran que los tratamientos para estos trastornos funcionan mejor cuando comienzan temprano en la vida de un niño, dijo Dawson. Comprender que hay señales disponibles en el historial médico electrónico de un niño podría ayudar a llevar a terapias más tempranas y dirigidas.

"Tenemos la esperanza de que estos patrones de utilización temprana puedan eventualmente combinarse con otras fuentes de datos para crear herramientas de vigilancia automatizadas que ayuden a los padres y pediatras a identificar qué niños se beneficiarán más de la evaluación y el tratamiento tempranos", ha señalado Kollins.

Los investigadores dijeron que planean realizar análisis adicionales para explorar más a fondo qué problemas de salud específicos motivaron las visitas adicionales al médico y al hospital.

"Queremos comprender estas distinciones con mayor detalle e identificarlas lo antes posible para asegurarnos de que los niños tengan acceso a los recursos que necesitan", dijo Engelhard.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.