Solo un 5% de los actos violentos son atribuibles a enfermedades mentales

La publicación Harvard Review of Psychiatry aborda la relación de la violencia con afecciones como la esquizofrenia

Las personas con esquizofrenia diagnosticable, trastorno bipolar o depresión mayor tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de participar en cualquier tipo de violencia.
Solo un 5% de los actos violentos son atribuibles a enfermedades mentales
jue 14 enero 2021. 11.30H
El comportamiento violento interpersonal es un problema de salud pública de primer nivel en los Estados Unidos, donde ha causado casi 180.000 muertes en la última década. En un número especial de la publicación Harvard Review of Psychiatry se aborda la relación de la violencia y las enfermedades mentales con una serie de reseñas y ensayos escritos desde diversas perspectivas intelectuales y prácticas.

Uno de ellos advierte que los adultos que residen en la comunidad y tienen esquizofrenia diagnosticable, trastorno bipolar o depresión mayor tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de participar en cualquier tipo de violencia, definida como un comportamiento de agresión física que va desde una simple agresión hasta actos lesivos con armas.   SIn embargo, se ha comprobado que solo entre un 3 y un 5 por ciento de los actos violentos que ocurren en la comunidad son atribuibles a enfermedades mentales.

El documento señala también que, "incluso si las enfermedades mentales graves se curaran por completo, aún se producirían más de nueve de cada diez actos violentos".

Dicho de otra manera, "a pesar de un riesgo relativo significativo de violencia asociado con enfermedades mentales graves, las personas con estas afecciones representan un subgrupo muy pequeño de una población más grande en la que ocurre la violencia, por toda una variedad de razones no relacionadas con la psicopatología", señala el documento. "Por lo tanto, la gran mayoría de los perpetradores de delitos violentos no tienen una enfermedad mental diagnosticable y, a la inversa, la mayoría de las personas con trastornos psiquiátricos nunca son violentos", añade. 

La Encuesta Nacional de Reclusos realizada por el Departamento de Justicia de EEUU identificó una posible enfermedad mental actual en sólo el 17 al 29 por ciento de los delincuentes violentos encarcelados. Y un estudio nacional de 1.410 pacientes con esquizofrenia encontró que solo el 3 por ciento había participado en algún acto de violencia reciente que causó lesiones o utilizó un arma, mientras que un 16 por cientno adicional se había involucrado en un comportamiento agresivo menos grave, como empujar o abofetear a alguien sin causar lesiones y sin arma en mano. 

Problema de violencia interpersonal en EEUU


El homicidio se ubica como la principal causa de muerte entre los hombres negros menores de 45 años 2 y es la tercera fuente principal de mortalidad entre todos los adolescentes y adultos jóvenes de EEUU.  Por tanto, la violencia es una realidad omnipresente y cotidiana en muchas comunidades.

Además, las enfermedades mentales graves constituyen un enorme desafío de salud pública por derecho propio. Más de 11 millones de adultos estadounidenses sufren síntomas discapacitantes de esquizofrenia o trastornos importantes del estado de ánimo, y uno de cada tres de ellos no recibió ningún tratamiento durante el año anterior.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.