Datos de la Universidad de Sheffield señalan que enfermeras y médicas son más proclives a sufrir secuelas psicológicas

Los sanitarios pueden tardar hasta 3 años en superar la angustia del Covid
Fuschia Sirois, autora principal del estudio.


02 mar 2021. 10.35H
SE LEE EN 3 minutos
Las enfermeras y las trabajadoras de la salud corren mayor riesgo de sufrir angustia psicológica durante la pandemia de Covid-19, según acaba de revelar un nuevo estudio de la Universidad de Sheffield. Se trata de la revisión mundial más grande de factores asociados con la angustia entre los trabajadores sanitarios durante un brote de enfermedades infecciosas, incluidos Covid-19, SARS, gripe aviar, gripe porcina y ébola, hasta la fecha.

Los investigadores evaluaron factores fijos como las características demográficas, la edad, el sexo y la ocupación, así como los factores psicológicos sociales y relacionados con la infección en más de 143.000 trabajadores sanitarios de todo el mundo. La revisión de 139 estudios incluyó datos recopilados entre 2000 y noviembre de 2020.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

"La evidencia consistente indica que ser mujer, enfermera, experimentar estigma y tener contacto o riesgo de contacto con pacientes infectados eran los mayores factores de riesgo de angustia psicológica entre los trabajadores sanitarios", explica Fuschia Sirois, profesora de Psicología Social y de la Salud de la Universidad de Sheffield y autora principal del estudio.

"Al analizar los datos de brotes anteriores de enfermedades infecciosas como el SARS, la gripe aviar y la gripe porcina, parece que la angustia de los trabajadores sanitarios puede persistir hasta tres años después del brote inicial", prosigue.

"A medida que el mundo continúa enfrentando la pandemia de Covid-19 -añade-, es tan importante que identifiquemos a los trabajadores sanitarios que están en mayor riesgo de sufrir angustia y los factores que pueden modificarse para reducirla y mejorar la resiliencia".


Las personas jóvenes sufrían más angustia


Los hallazgos, publicados en la revista Frontiers in Psychiatry, han informado un nuevo marco que los profesionales sanitarios pueden usar para identificar a los que están en mayor riesgo de sufrir angustia, así como áreas a las que apuntar para ayudar a desarrollar la resiliencia. Este marco puede facilitar la orientación hacia las intervenciones tempranas y el seguimiento continuo. "El apoyo social personal y organizativo, la sensación de tener el control, la información suficiente sobre el brote y la protección, la formación y los recursos adecuados se asociaron con menos angustia psicológica", indica Sirois.

"Fue interesante ver que factores como la edad no parecían tener un impacto significativo, incluso durante el Covid-19. En algunos estudios, las personas mayores no estaban angustiadas, tal vez porque habían trabajado como profesionales sanitarios durante muchos años y por lo tanto, se sentían más equipados para lidiar con un brote, mientras que las personas más jóvenes que tenían menos probabilidades de verse afectadas físicamente por la enfermedad infecciosa tendían a tener menos experiencia en lidiar con un brote profesionalmente, lo que les causaba más angustia", afirma.

Los aspectos sociales también afectaron a las personas de manera diferente: las personas se beneficiaron de tener una red de apoyo social, sin embargo, vivir con una pareja o con hijos causó un mayor estrés para muchos que tenían miedo de transmitir la infección.

Las recomendaciones de los autores son que "los trabajadores sanitarios en riesgo de sufrir una mayor angustia reciban intervenciones tempranas y un seguimiento continuo". Sirois y un equipo de la Universidad de Sheffield y el Sheffield Teaching Hospitals NHS Trust ahora están llevando a cabo un estudio adicional con los trabajadores del NHS utilizando este nuevo marco para ayudar a identificar los factores que podrían ayudar a reducir la angustia durante el Covid-19. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.