El Ministerio establece este periodo para que las Unidades Docentes ya acreditadas incluyan el nuevo plan formativo

Sanidad da 3 años para adaptar la docencia al MIR de Psiquiatría Infantil


30 sep 2022. 10.00H
SE LEE EN 5 minutos
Junto con la publicación oficial del nuevo programa formativo de Psiquiatría y Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia, el Ministerio de Sanidad ha sentado también las nuevas bases que marcarán la acreditación de Unidades Docentes. Unos nuevos requisitos de obligado cumplimiento que afectarán a las ya acreditadas en Psiquiatría, Psicología Clínica y Enfermería de Salud Mental, así como las Unidades Docentes Multiprofesionales de Salud Mental, y para las que el Ministerio ha designado un periodo especial de adaptación de tres años. 

Según lo establecido en la disposición transitoria del nuevo programa formativo, las Unidades Docentes ya acreditadas deberán “asegurar la adquisición de las competencias” indicadas en los programas formativos de “las cuatro especialidades” que conforman la Unidad Docente Multiprofesional (UDM) de Salud Mental.

Para ello, las Unidades deberán adaptarse a la nueva guía o itinerario formativo de cada una de las especialidades y cumplir así con lo recogido en las mismas. Además, se deberán establecer nuevos criterios de adaptación del programa de evaluación del residente.

Otro aspecto por rediseñar será el protocolo de supervisión del residente. “Deben definirse las directrices para asegurar la asunción progresiva de responsabilidades y un nivel decreciente de supervisión, a medida que el residente avanza en la adquisición de las competencias previstas en el programa formativo”, reza la normativa.

¿Qué deben modificar las Unidades para conservar la acreditación?


Además de los requisitos generales, las Unidades Docentes deberán cumplir una serie de criterios específicos para conservar la acreditación por parte del Ministerio de Sanidad. Según establece la norma, se deberá crear una organización asistencial que disponga de un manual de organización y funcionamiento.

En este se debe incluir: una cartera de servicios; un organigrama con sus líneas jerárquicas y la descripción de funciones y responsabilidades de cada uno de los miembros del mismo; vinculación con otras unidades asistenciales o equipos multiprofesionales (Medicina Interna, Neurología, Pediatría, servicios de Urgencias) que garanticen la continuidad asistencial, u otras unidades específicas; y una planificación de actividades de la unidad para su personal (asistencia, atención continuada 24 horas, docencia, de investigación y formación continuada).

Además, el servicio o área asistencial principal, así como los dispositivos donde se realicen las estancias formativas y de rotaciones deben contar con un tiempo mínimo de funcionamiento de dos años. En cuanto al personal que deben conformar las Unidades, Sanidad establece que como mínimo debe haber 5 psiquiatras, 5 psiquiatras Infantil y de la Adolescencia, 4 psicólogos clínicos y 2 enfermeras de Salud Mental.


¿Qué dispositivos asistenciales deben tener las unidades?


Otro de los requisitos específicos a cumplir pasa por contar con varios tipos de dispositivos asistenciales. En concreto, deberán tener una unidad de hospitalización psiquiátrica de adultos; de hospitalización psiquiátrica de niños y/o adolescentes, con apoyo educativo; dispositivos de atención comunitaria; dispositivos de tratamiento ambulatorio intensivo o hospital de día de adultos; dispositivos de tratamiento ambulatorio intensivo o Hospital de día de niños y adolescentes; y dispositivos de atención continuada con atención a la infancia, adolescencia y adultos. Además de una interconsulta y unidades de Pediatría y sus Áreas Específicas, Medicina Interna y Neurología.

Respecto al equipamiento, la unidad deberá contar con sistemas informáticos de recogida de información clínica; sistemas de comunicación (coordinación); medios audiovisuales; sala de consultas; salas de reuniones/aulas; salas de grupo; material de exploración desarrollo; material de exploración de psicopatología: Psicometría; y sistemas de accesibilidad a bibliografía/biblioteca.

Estos recursos también deberán ser complementando con una actividad asistencial garantizada, tanto en adultos como niños, que “permita la formación del residente” y la cual deberá garantizarse en base a la registrada en los últimos dos años.  Por último, las unidades docentes tendrán que garantizar el cumplimiento de los indicadores de calidad y eficiencia, y realizar una labor investigadora que se refleje en publicaciones científicas.

¿Cómo aumentar el número de residentes en la Unidad?


Aquellas Unidades Docentes que quieran ampliar su número de residentes contarán con una vía establecida por Sanidad por la que lo podrán hacer de forma automática si cumplen los requisitos. En concreto, deberán contar con el doble de especialistas de esa especialidad y con un 75 por ciento más de los criterios de actividad por cada residente/año o el 100 por ciento adicional en el caso de que se pretenda incrementar la capacidad docente en más de una de las especialidades que componen la UDM.

Esta ampliación no se podrá realizar todos los años, ya que las revisiones de la capacidad de las unidades solo se realizarán cada dos años, según el criterio establecido por el Ministerio de Sanidad. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.