Rectifican que el cerebro masculino sea más propenso al autismo

Los autores del estudio, publicado en 2017, señalan ahora que hubo un error en la metodología

Christine Ecker, autora del estudio.
Rectifican que el cerebro masculino sea más propenso al autismo
jue 28 marzo 2019. 11.40H
Los autores de un estudio que afirmaba encontrar un vínculo entre la anatomía del cerebro masculino típico y el trastorno del espectro autista (TEA) lo han retractado hasta el punto de reemplazarlo con una versión muy cambiada después de encontrar un error en su metodología.

El artículo, publicado en abril de 2017 en 'JAMA Psychiatry', y que recogió Redacción Médica en ese momento, contenía "errores graves", escribe la autora principal Christine Ecker, doctora del Departamento de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia, Psicosomática y Psicoterapia, de la Universidad de Goethe-Frankfurt, en una carta publicada el 27 de marzo en la misma revista.

Otros 14 artículos han citado también el estudio, que tuvo una importante cobertura en prensa



Los autores del estudio encontraron que "la gran mayoría (79,6 por ciento) de las mujeres con autismo fueron asignadas a la categoría de individuos masculinos fenotípicos". El artículo original concluyó que los hallazgos "resaltan la necesidad de considerar la diversidad fenotípica normativa relacionada con el sexo al determinar el riesgo de un TEA de una persona y proporcionan información nueva e importante sobre los mecanismos neurobiológicos que median las diferencias de sexo en la prevalencia del trastorno".

Además, otros 14 artículos han citado también el estudio, que tuvo una importante cobertura de prensa. En un editorial publicado simultáneamente con el artículo, Larry Cahill, doctorado del Departamento de Neurobiología y Comportamiento de la Universidad de California en Irvine, escribió que el estudio "representa un nuevo paso importante" para reconocer las influencias del sexo como fundamentales para entender la función del cerebro normal y anormal".

El nuevo artículo, sin embargo, concluye que los hallazgos "implican que el fenotipo neuroanatómico masculino no conlleva un mayor riesgo intrínseco para el TEA que el neuropenotipo femenino y brinda información novedosa sobre los mecanismos neurobiológicos que median las diferencias sexuales en la prevalencia del TEA".

Problema en el guión 


En la carta, Ecker escribe que ella y sus coautores habían "identificado un problema con el guión que se usó para la predicción del sexo biológico en sujetos masculinos y femeninos con TEA en función de su neuroanatomía respectiva en nuestra muestra original".

"Esas fueron las probabilidades que asumimos que eran indicativas de la categoría predeterminada (masculina) en los sujetos femeninos con TEA, como se muestra en la Figura 1B de nuestro artículo, que se cambiaron y, de hecho, reflejan las probabilidades para la categoría de individuos biológicos femeninos", añade. 

Emily Willingham, criticó el artículo en el momento en que se publicó, tal y como señala el portal Medscape, y señaló que los hallazgos "sin embargo, no están a la altura de los titulares sin aliento ni a las afirmaciones de uno de sus autores, Simon Baron-Cohen, quien tuiteó con entusiasmo que 'el 79,6 por ciento de las mujeres con autismo tienen un cerebro masculino, y las mujeres con un cerebro masculino tienen 3 veces más probabilidades de tener autismo'.'
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.