16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Psiquiatría

Psiquiatría se pronuncia sobre el Fidget Spinner en beneficio del TDAH

El psiquiatra Celso Arango, vicepresidente de la SEP, descarta que la "nueva peonza" ayude en el déficit de atención

El psiquiatra Celso Arango, vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología.
Psiquiatría se pronuncia sobre el Fidget Spinner en beneficio del TDAH
Maite Morate
Lunes, 15 de mayo de 2017, a las 12:40
El psiquiatra Celso Arango, vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, descarta que el Fidget Spinner, el juguete que está de moda entre los niños y adolescentes ayude en el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) de los pequeños ya que no hay ninguna evidencia ni prueba científica al respecto. “No se ha hecho ningún ensayo clínico ni estudios que prueben la eficacia de este juguete en beneficio de los niños con TDAH”, sentencia.

El Fidget Spinner, también conocido como la nueva peonza, es un girador de cuyo eje central salen tres aros y consiste en hacerlo girar el máximo tiempo posible. El invento se ha hecho tan popular que en algunas escuelas de Estados Unidos y Reino Unido lo han prohibido porque es una distracción.

El Fidget Spinner consiste en hacer girar las aspas el mayor tiempo posible, con las manos, sobre la nariz o la frente.

El Fidget Spinner consiste en hacer girar las aspas el mayor tiempo posible, con las manos, sobre la nariz o la frente.

Sin embargo, algunos maestros lo defienden porque creen que puede ayudar a los niños a concentrarse, especialmente aquellos con TDAH. De hecho, se anuncian como relajante de estrés, reductor de ansiedad y concentración de la mente para TDAH.

Arango, que es catedrático en las universidades estadounidenses de Meryland y de San Francisco, asegura que se trata de una publicidad totalmente engañosa que “debería perseguirse”. “En Medicina estamos demasiados cansados de ‘fármacos milagros’ y ‘terapias milagrosas’, todo lo que hay detrás de esto es dinero y alguien que se lucra”, sentencia.

El psiquiatra rebaja la polémica suscitada con esta nueva moda ya que se trata de un caso "más inocuo". “Al fin y al cabo es solo un juguete. Es engañoso pero no hace daño”, explica el experto e insiste en que la función de los especialistas en Salud Mental es informar a las familias de que no existe ninguna evidencia en la cura. “Nosotros les decimos que no hay nada que lo corrobore, pero si lo quieren comprar que sepan que están invirtiendo ese dinero en un simple juguete”, aclara.

El presidente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología lamenta que mientras que muchos investigadores y científicos tienen que invertir mucho esfuerzo, sacrificio y preparación para intentar demostrar algo, hay otros que se benefician con la simple coletilla de ‘ayuda a’, como sucede con la homeopatía y curanderos. Por ello hace especial hincapié en que las autoridades sanitarias tanto españolas como americanas actúen ante este tipo de propaganda engañosa.