Según una investigación el diagnóstico de TDAH representaría un nivel extremo de variaciones continuas

Nuevos hallazgos neuropsiquiátricos apoyan una visión incremental del TDAH


21 ene 2021. 16.50H
SE LEE EN 3 minutos
Investigadores del departamento de psicología de la universidad de Frankfurt (Alemania) han detectado que no hay una gran variación entre los marcadores neurofisiológicos de síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños con muchos síntomas y otros con variaciones incrementales.

El estudio, publicado en la revista Nature y basado en una muestra de 31 niños de entre 9 a 11 años, evaluó la asociación entre un índice integrado de síntomas conductuales del TDAH y su relación con los marcadores neurofisiológicos establecidos del TDAH. Para ello se sometió a los niños a modelos neurocognitivos con el objetivo de explicar las variaciones conductuales en la atención y las funciones ejecutivas dentro de la población general.

Los investigadores detectaron múltiples variaciones de las tareas de desempeño (Go-NoGo y continua) que revelaron escasas diferencias entre los pacientes clínicamente afectados y los grupos de controles sanos. En tales tareas, los niños con TDAH suelen demostrar tasas más altas de omisión y errores de comisión y una mayor variabilidad en los tiempos de reacción.

“Los niños con niveles más altos de síntomas de TDAH, según la información de los padres, no difirieron en el desempeño de la tarea, pero demostraron una menor variabilidad en las amplitudes P3 relacionadas con la inhibición y la prominencia del estímulo”, reza el estudio.

El TDAH representaría un nievel extremo de variaciones contínuas


Distribucciones de las puntuaciones de los participantes en las escalas de antención y comportamiento. Las puntuaciones t ≥ 65 se interpretan como puntuaciones elevadas y están marcadas con un sombreado rojo en el fondo.

Para los investigadores esto indica que algunos indicadores neurofisiológicos del TDAH clínico pueden representar mecanismos más generales de atención y funcionamiento ejecutivo. “Esto apoya propuestas recientes de una conceptualización más dimensional del TDAH, según las cuales el diagnóstico de TDAH representaría un final extremo de variaciones continuas no solo en la atención y funcionamiento ejecutivo sino también en los procesos neuronales subyacentes”, concluye  el estudio.

Según los autores, al demostrar que los mecanismos neurofisiológicos de inhibición y procesamiento de prominencia asociados con el TDAH covarían con la atención y el funcionamiento ejecutivo en una muestra comunitaria de niños, el estudio proporciona apoyo neurofisiológico para los modelos dimensionales del TDAH. Además, la variabilidad temporal en los potenciales relacionados con eventos se destaca como un indicador adicional de TDAH que requiere más investigación.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.