25 may 2019 | Actualizado: 13:05

Los psicólogos denuncian censura de la Administración en una charla de TDAH

El Consejo General asegura que el SAS vetó la ponencia de un psicólogo y el SAS alega que no hubo consenso

La ponencia se iba a celebrar en el salón de actos del Hospital Comarcal de la Axarquía.
Los psicólogos denuncian censura de la Administración en una charla de TDAH
jue 09 mayo 2019. 09.10H
El Consejo General de Psicología de España ha denunciado el "veto al debate científico" por parte de la Administración de una ponencia del psicólogo "de reconocido prestigio" Marino Pérez Álvarez. El profesional iba a hablar acerca del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en el cierre de unas Jornadas sobre Infancia y Adolescencia que iban a celebrarse los días 9 y 10 de mayo en Vélez-Málaga, pero que se han cancelado.  

El Hospital Comarcal de la Axarquía tenía previsto organizar por quinta vez estas Jornadas sobre Infancia y Adolescencia. Sin embargo, el evento organizado por la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental perdió, primero, la colaboración del Ayuntamiento de Vélez-Málaga y, después, el 'visto bueno' del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Por todo, se cancelaron. Los organizadores explican ahora que el motivo de la "prohibición" de que se celebrara está detrás de la ponencia de clausura del psicólogo Marino Pérez Álvarez. El SAS, que se han pospuesto por falta de cuerdo. 

Pérez Álvarez es doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, psicólogo clínico y catedrático de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de Oviedo. Su conferencia de clausura "Para rescatar a los niños del ‘fuego amigo’ que los diagnostica de trastornos mentales que no tienen: el ejemplo del TDAH" daría cierre a dichas Jornadas. Pero, según explica Pedro Vega, psicólogo clínico y co-organizador de las Jornadas junto a María Muñoz Morente, hubo quejas por parte de la asociación de familiares de personas con el trastorno a las que se cedieron por "presiones electorales". 

"El objetivo de las jornadas no eran las patologías. Se ha tratado de querer imponer una manera de pensar y de trabajar por encima de criterios científicos y de un programa que creo que no le incumbe como asociación", señala Vega a este medio. 

Programa cerrado 


El programa de estas jornadas estaba planteado por los organizadores, con Pedro Vega como referente de infancia y adolescencia de salud mental del área. Tenía el visto bueno del Ayuntamiento y el programa cerrado.


"Las Jornadas no están centradas en el TDAH, sino en el desarrollo positivo de la infancia y de la adolescencia"


Con 40 personas inscritas en solo tres días, se acordó acudir ese viernes al Ayuntamiento para hacer la cartelería y divulgar las Jornadas por el pueblo. "Pero el miércoles nos llamó la concejala diciendo que Marino Pérez Álvarez tenía que salirse del programa o se salían ellos. No de otra manera, así", prosigue Vega. 

Explica que Pérez Álvarez propuso no acudir para que pudieran continuar, pero esta no era la solución para los organizadores. "Las Jornadas no están centradas en el TDAH, sino en el desarrollo positivo de la infancia y de la adolescencia. Se planteó si preferían hacer un debate con opiniones distintas en vez de una conferencia. No se aceptó. Planteamos también si querían presentar el programa de salud mental de infancia y adolescencia y ponerlo a debate, pero ni siquiera se nos contestó", afirma. 

Ante esta situación, y con 40 personas ya inscritas, los organizadores explicaron al coordinador de salud mental la situación y este, a su vez, se la planteó al director médico y al gerente del área. "Entonces se echaron las manos a la cabeza, nos dieron el visto bueno y nos ofrecieron hacer las Jornadas en el salón de actos del hospital". Después, modificaron el programa sin los participantes del Ayuntamiento, que declinaron seguir participando. 


Comunicación del SAS 


Pero entonces hubo otro giro. "Por si no estábamos suficientemente perplejos, y recordando supuestas épocas que creíamos pasadas, en pleno proceso de acreditación y tras dos semanas de inscripción abierta, con 100 personas inscritas, habiendo tenido que pedir disculpas a los ya inscritos y a los ponentes por si querían generosamente seguir participando de otros profesionales en los huecos que dejaba el Ayuntamiento, se nos dice que por orden expresa de la Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y sin ningún tipo de justificación formal, se prohíbe su realización", expresan los organizadores en una carta. 

Fuentes del SAS explican a Redacción Médica que "los organizadores (área de participación ciudadana del hospital, los profesionales y las asociaciones) no tenían consenso sobre ponentes ni contenidos y que se ha intentado por todos los medios llegar a un acuerdo, pero no ha sido posible". "Ante esta situación se ha decidido posponer la celebración", aseguran. 

Sin embargo, Pedro Vega niega que esto haya sido así. Coincide con él José Ramón Fernández Hermida, vocal del Consejo General de la Psicología de España, quien, en nombre de la institución, asegura que no se creen las explicaciones

"El Consejo piensa que estamos frente a un fenómeno de veto científico completamente novedoso y que resulta inaceptable. Porque no creemos que ni la salud de la población ni el buen hacer de los profesionales ni el avance de la Ciencia mejore con el veto o la imposibilidad de debatir libremente las ideas científicas", concluye. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.