Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Especialidades > Psiquiatría

Las terapias para el TDAH inciden en el estado de ánimo

Según un estudio, los síntomas emocionales puede ser efectos secundarios de los medicamentos para el trastorno

El metaanálisis ha sido realizado por investigadores italianos.
Las terapias para el TDAH inciden en el estado de ánimo
Redacción
Jueves, 21 de junio de 2018, a las 11:20
Los síntomas emocionales y del estado del ánimo pueden emerger como efecto secundario de algunos medicamentos para el tratamiento farmacológico del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) según un estudio titulado 'Adverse drug events related to mood and emotion in paediatric patients treated for ADHD: A meta-analysis' (Eventos adversos relacionados con el estado de ánimo y la emoción en pacientes pediátricos tratados por TDAH: un metanálisis).

Este metaanálisis ha sido llevado a cabo por investigadores italianos. El objetivo era determinar la posible influencia de la medicación para el TDAH en los síntomas emocionales. Para ello, realizaron una revisión sistemática de diversos estudios que informaban de la ocurrencia de efectos secundarios en pacientes tratados farmacológicamente para el TDAH, tales como aparición de irritabilidad, ansiedad, apatía, reducción del habla, tristeza, llanto, labilidad emocional, onicofagia, euforia, etc.

Las anfetaminas y los metifenidatos no evitan síntomas emocionales

Los resultados del metaanálisis pusieron de relieve que las anfetaminas podían empeorar la labilidad emocional. Aunque encontraron que el metilfenidato podía reducir el riesgo de irritabilidad, ansiedad y euforia, hallaron que, por contra, empeoraba el riesgo de apatía y reducción del habla. Los factores que parecían influir en estos riesgos fueron el año del estudio y su diseño, el sexo y la edad de la muestra, la dosis del fármaco y la formulación de liberación del fármaco.

Los autores del estudio concluyen señalando que, aunque el metilfenidato parece más seguro que las anfetaminas, los pacientes más jóvenes y las mujeres pueden incurrir en mayores riesgos, especialmente con altas dosis de metilfenidato de liberación inmediata.

También aseguran que aunque únicamente la atomoxetina tiene una “advertencia de caja negra”, las anfetaminas y los metilfenidatos no mostraban tampoco un perfil seguro con respecto al estado de ánimo y los síntomas emocionales.