Las personas con TDAH padecen más accidentes de tráfico

También son más propensas a recibir multas y participar en conductas de conducción de riesgo

Así lo afirma un estudio del Hospital Infantil de Filadelfia.
Las personas con TDAH padecen más accidentes de tráfico
lun 20 mayo 2019. 18.00H
Los conductores adolescentes a los que se les diagnostica un trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) tienen una probabilidad significativamente mayor de sufrir choques, recibir multas de tráfico y tránsito, y participar en conductas de conducción de riesgo que sus compañeros sin TDAH, según un estudio del Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, que se publica en la revista 'Pediatrics'.

El equipo multidisciplinario de investigadores del Centro para la Investigación y Prevención de Lesiones y el Centro para el Manejo del TDAH del CHOP analizó registros detallados de colisiones y violaciones de tráfico de conductores con licencia para realizar el primer estudio longitudinal a gran escala sobre este tema.

Al resaltar los tipos específicos de accidentes e infracciones de tráfico, este estudio identifica conductas de conducción de riesgo en las que es más probable que participen personas con TDAH, como conducir en estado de ebriedad, no usar el cinturón de seguridad y acelerar. Debido a que estos comportamientos son susceptibles de cambiar, estos hallazgos sugieren que los médicos y las familias pueden trabajar con este grupo de adolescentes en riesgo para practicar conductas de conducción segura y posiblemente reducir su riesgo de choque.

Retrasar la edad para conducir



Estas personas tienen un riesgo mayor de conducir en estado de ebriedad, no usar el cinturón de seguridad o acelerar


"Lo que sugiere este estudio es que tenemos que ir más allá de las recomendaciones actuales de medicamentos y retrasar la edad de la licencia para disminuir el riesgo de choque para los adolescentes con TDAH", apunta la autora principal del estudio, Allison E. Curry, científica senior y directora de Epidemiología y Bioestadística en el Centro de Investigación y Prevención de Lesiones en CHOP y profesora asistente de Pediatría en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

"Su mayor índice de citaciones sugiere que los comportamientos de conducción de riesgo pueden explicar por qué se estrellan más. Se necesita más investigación para medir objetivamente si estos comportamientos contribuyen específicamente al riesgo de choque", añade esta experta.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estadounidenses, aproximadamente 6,1 millones de niños de 2 a 17 años que viven en Estados Unidos han sido diagnosticados con TDAH. Muchos de estos jóvenes con TDAH son conductores potenciales, y el transporte seguro es una preocupación creciente. Se necesita con urgencia orientación basada en la evidencia para los médicos y las familias para proteger a estos conductores, así como a otros en la carretera.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.