24 de mayo de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Especialidades > Psiquiatría

Las clases extraescolares benefician a niños con TDAH

Un estudio demuestra que estos menores tienen casos menos severos y pierden menos días de clases

El 71,8% de estos niños realizaban actividades fuera del horario escolar.
Las clases extraescolares benefician a niños con TDAH
Redacción
Miércoles, 16 de mayo de 2018, a las 18:45
Un nuevo estudio concluye que los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) que participan en actividades extraescolares tienen menos probabilidades de tener un TDAH de moderado a grave y de perder siete o más días de clases escolares. Así lo revela un estudio presentado en el reunión anual de las Sociedades Académicas Pediátricas, celebrada en Toronto.

Yonit Lax, del Centro Médico Maimonides en Brooklyn, Nueva York, y sus colegas identificaron a 4.185 niños de 5 a 17 años con TDAH. Sus padres también informaron sobre la gravedad de la condición de su hijo, el número de días escolares perdidos en los 12 meses anteriores debido a una enfermedad o lesión, y la cantidad de llamadas a casa que recibían desde la escuela por un problema.

Los investigadores encontraron que el 71,8 por ciento de los niños habían participado en una o más actividades extraescolares. Esta participación se correlacionó con una menor probabilidad de TDAH de moderada a grave.

Asimismo, vieron que había menos probabilidades de perder siete o más días en la escuela en asociación con la participación en las actividades extraescolares. Sin embargo, no hubo una correlación significativa entre esta participación con recibir más llamadas a casa desde la escuela.

Mejor más actividades sin pantallas

La coautora del estudio, Yonit Lax, pediatra del Centro médico Maimonides en la ciudad de Nueva York, ha explicado que su equipo tiene varias ideas sobre por qué los resultados indicaron que los niños con TDAH se benefician de las actividades extraescolares.

Investigaciones anteriores ya habían establecido que el aumento de la actividad física y un menor tiempo frente a la pantalla entre estos niños están vinculados a casos menos graves, ha asegurado Lax.

"Al analizar esos dos factores, realmente se refuerza lo que estamos pensando: que aquellos niños que están ubicados en un entorno más estructurado, sin pansar tiempo entre pantallas, tienen menores probabilidades de tener TDAH moderado o grave", ha asegurado Lax.

Por todo ello, los autores concluyen que, entre los esfuerzos por optimizar los resultados del TDAH, se debería considerar involucrar a los niños y adolescentes en actividades extraescolares.