La intervención conductual reduce la necesidad de medicación en TDAH

Investigadores han evaluado a 127 niños con TDAH no medicados, de 5 a 13 años, durante el año escolar

Erika Coles, autora principal del estudio.
La intervención conductual reduce la necesidad de medicación en TDAH
mié 18 septiembre 2019. 12.55H
La mayoría de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) que reciben intervención conductual no necesitan medicamentos, según un nuevo estudio realizado por investigadores del Centro para Niños y Familias de la Universidad Internacional de Florida (Estados Unidos). 

Los investigadores evaluaron a 127 niños no medicados con TDAH, de 5 a 13 años, durante el año escolar, después de participar en el Programa de Tratamiento de Verano del centro, un programa integral de campamento de verano para niños con TDAH y desafíos relacionados con el comportamiento, las emociones y el aprendizaje.

Los niños fueron asignados aleatoriamente después del final del programa para recibir una intervención conductual baja o alta, o ninguna intervención conductual, y los maestros y los padres los evaluaron cada semana para determinar si se necesitaba medicación.

Los investigadores descubrieron que los niños que recibieron una intervención conductual continua después del final del programa de tratamiento de verano tenían aproximadamente la mitad de probabilidades que aquellos que no recibieron intervención para iniciar a consumir medicamentos cada semana en la escuela o en el hogar, y usaron dosis más bajas cuando se medicaron en la escuela .

Las intervenciones conductuales incluyeron un boletín de calificaciones diaria, una herramienta que ayuda a administrar el comportamiento y el rendimiento académico de los estudiantes. Otras intervenciones en el aula incluyeron recompensas basadas en la escuela, sistemas de puntos o intervenciones conductuales individualizadas adicionales, entre otros. 

Los costes del tratamiento no diferían 


"Estos resultados se suman a una creciente literatura de investigación que sugiere que el uso de intervención conductual de baja intensidad como tratamiento de primera línea para niños con TDAH reduce o elimina la necesidad de medicamentos", asegura Erika Coles, autora principal.

Los investigadores también encontraron que los costes del tratamiento no diferían significativamente, independientemente de si el niño estaba recibiendo terapia conductual o medicamentos.

En el estudio, los padres de niños que recibieron una intervención conductual baja o alta se reunieron con un médico al comienzo del año escolar para establecer un boletín de calificaciones diario. Los padres también tenían la opción de recibir apoyo adicional a través de sesiones grupales mensuales para padres y consultas individuales si enfrentaban situaciones difíciles de crianza en el hogar.

Los maestros de los niños que recibieron la intervención también recibieron apoyo para implementar la Boleta de calificaciones diaria y recibieron consultas adicionales para establecer intervenciones en el aula.

"Los padres y los maestros juegan un papel clave en la respuesta del niño a la intervención conductual", dijo Coles. "Es crucial que aprendan estrategias efectivas que beneficien al niño a largo plazo porque la medicación por sí sola no proporciona ningún beneficio a largo plazo".

El estudio fue publicado en el Journal of Clinical Child & Adolescent Psychology.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.