El auge de casos y el reconocimiento de la necesidad de tener una buena salud mental reducen un cliché histórico

El foco en la salud mental rompe el pudor del médico a admitir su trastorno
Marina Diaz Marsá, vicepresidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB).


24 ene 2022. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
El estigma asociado a reconocer que se padece un trastorno mental es algo muy arraigado dentro de los profesionales sanitarios, que entienden esto como un síntoma de debilidad. Sin embargo, el aumento de casos a raíz de la situación de estrés provocada por la pandemia ha generado un reconocimiento de la importancia de tener una buena salud mental que ha empezado a eliminar el ‘silencio’ sobre los trastornos mentales entre los médicos.

“El estigma ha cambiado. Ahora, los profesionales tienen menos pudor para reconocer su ansiedad, estrés o depresión. La pandemia ha servido para poner encima de la mesa la necesidad de tener una buena salud mental y que uno de cada cuatro puede padecer un trastorno mental”, detalla Marina Díaz Marsá, vicepresidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB). 

Un reflejo de ello es que en el último año un 75 por ciento más de médicos ha sido atendido por patologías psiquiátricas con respecto al año anterior, según la memoria anual del PAIME (Programa de atención Integral al Médico Enfermo). Un auge relacionado con la sobrecarga laboral u otras condiciones de estrés en su trabajo en la pandemia. Entre los más afectados se encuentran médicos de Atención Primaria, Neumología, Urgencias y médicos residentes.


Mayor aceptación de los trastornos mentales entre sanitarios


Según asegura Díaz Marsá, por primera vez se está generando un reconocimiento de la posibilidad de padecer este tipo de patologías y, por ello, se está reduciendo el estigma, aunque reconoce que “aún” queda mucho por trabajar en este sentido.

“Hay un movimiento social de mayor aceptación de la enfermedad mental reconociéndolo como otra patología más que tiene un abordaje que es eficaz y que no implica debilidad mostrarlo”, detalla la también jefa de Sección en el del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde dirige la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria y la Unidad de Intervención Precoz en Psicosis.

Este reconocimiento es algo vital para que se produzca un cambio cultural en el concepto social de sufrir enfermedades mentales. “Padecer un trastorno mental solo implica que tenemos unos mecanismos neurobiológicos asociados a unos factores ambientales y emocionales que desencadenan en una enfermedad mental”, reivindica Díaz Marsá.


Reconocer las emociones de los profesionales sanitarios


Otro de los aspectos tradicionales que desde Psiquiatría encuentran entre los profesionales sanitarios, es la concepción de que deben tener la capacidad de soportar cualquier situación y no se deben mostrar debilidades emocionales.

“Como sanitarios creemos que podemos con todo, pero somos igual de humanos que el resto. Es muy importante expresar las emociones en relación a lo vivido. Debemos reconocerlas, hablar de ello y adquirir las herramientas necesarias para una correcta gestión emocional”, detalla la psiquiatra.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.