16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Psiquiatría

El consejo genético reduce los efectos adversos del tratamiento del TDAH

Gracias a los tests genéticos, el tratamiento del 80% de pacientes había sido reajustado a los 30 días

El consejo genético reduce los efectos adversos del tratamiento del TDAH
Redacción
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 16:20
Un estudio publicado en Primary Care Companion for CNS Disorders apunta las posibilidades del consejo farmacogenético para las personas que sufren trastornos neuropsiquiátricos, entre ellos, el de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), reduciendo notablemente el número de efectos adversos y avanzando en el camino de la individualización y la medicina personalizada para este tipo de desórdenes.

El trabajo reclutó a 237 personas adultas con distintos trastornos (depresión, ansiedad, TDAH y psicosis) que requerían tratamiento farmacológico, de las cuales 59 fueron asignadas al grupo de control. A aquellos asignados al grupo experimental se les realizó un test genético que señalaba qué tipo de medicación se podía utilizar simplemente siguiendo las indicaciones y cuál debía de ser objeto de especial atención por parte del médico.

Se realizó un seguimiento de tres meses. A los 30 días, el 80 por ciento de los pacientes a los que se les había realizado el test habían cambiado de régimen farmacológico respecto al tratamiento inicial de su especialista. Esto logró aumentar del 45 al 61 por ciento la medicación ‘según indicaciones’, mientras que en el caso del grupo control se mantuvo en alrededor del 50 por ciento.

De esta forma, en aquellos que recibieron consejo farmacogenético se redujeron los efectos adversos (fatiga, mareo y náuseas fueron los más frecuentes) al 28 por ciento frente al 53 por ciento del grupo que no lo tuvo. Además, solo el 5 por ciento de los que realizaron el test reportaron más de un efecto adverso, mientras que esa cifra aumentó al 24 por ciento en el grupo control.

Los autores destacan que es el primer estudio en evaluar la mejora en el manejo de efectos adversos incorporando información genética en trastornos neuropsiquiátricos más allá de la depresión mayor, manteniendo al mismo tiempo la eficacia de la terapia.