23 de mayo de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Especialidades > Psiquiatría

¿Crees tener las enfermedades que estudias para el MIR? No eres el único

Muchos candidatos experimentan antes de la prueba el llamado 'síndrome del estudiante de Medicina'

¿Crees tener las enfermedades que estudias para el MIR? No eres el único
Borja Negrete
Miércoles, 24 de enero de 2018, a las 09:20
“Estudias un tema sobre enfermedades y crees que lo tienes, es un pensamiento común. A todos los estudiantes de ciencias de la salud nos ha ocurrido en mayor o menor medida”, señala Alejandro Iñarra, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

El síndrome del estudiante de Medicina es un tipo de hipocondría muy habitual tanto en estudiantes de MIR como en aquellos que hacen la carrera de Medicina. “Es un problema que no debería minusvalorarse. Supone un gran estrés y mucho sufrimiento oculto. No hay que olvidar que la salud mental es uno de los grandes estigmas de la sociedad”, afirma Iñarra.

Alejandro Puigdomenech, psicólogo con más de diez años de experiencia en el tratamiento de este tipo de trastornos,  apunta que el perfil psicológico de los estudiantes de Medicina favorece su aparición.

“Están sometidos a altos niveles de estrés, lo que conlleva a una alta prevalencia de ansiedad, depresión, cuadros obsesivos dado que deben seguir un rigor científico (detallismo, minuciosidad, estricto control y perfección), que unidos a rasgos narcisistas y egocéntricos forman el cóctel perfecto para el desarrollo del síndrome”, explica.

Centrarse en el presente y ser más flexibles

Para lidiar con este trastorno, lo primero que aconseja el psicólogo es “tener muy claro que a lo largo de las semanas, la sintomatología irá variando en función de lo que estén estudiando”. Una clara señal de que la mente está jugando una mala pasada.

Estar centrado en el presente, en el aquí y ahora, tomando conciencia de lo que toca vivir en cada momento, es otro de los aspectos a tener en cuenta según el especialista junto a tomar conciencia del peso que se le otorga a la fantasía.

“Aprender a ser más flexibles en la vida, cambiar los ‘debo’ por los ‘quiero’, dejar de ser tan autoexigentes, tan perfeccionistas, tan controladores es fundamental. De la misma manera es necesario aprender a vivir lo que toca en cada momento, entrar en contacto con las emociones y expresarlas”, afirma.

Llevar una vida sana y no descuidar las relaciones sociales, también necesario

Puigdomenech también recomienda a los estudiantes de Medicina que acepten vivir con “la incertidumbre. Que suelten la cuerda que les une a la ‘seguridad’ y se atrevan a arriesgarse, a equivocarse, a no saber”.

Realizar técnicas de relajación, respiración, distracción, llevar una alimentación correcta, un descanso adecuado, practicar alguna actividad deportiva moderada y cuidar las relaciones sociales son otras de las actividades recomendadas

Por último, el psicólogo aconseja a los afectados que se han una pregunta: “¿de qué tienes miedo, de qué te defiendes? Tu mente tratará de negar el ahora, de escapar de él y de focalizarse en esos síntomas que tanto temes”.