19 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 20:10
Empresas > Privada

Siemens y HM Hospitales prueban el PET-RM con radiofármaco en 30 pacientes

Un estudio ha probado la eficacia de este sistema híbrico con el radiofármaco fluorocolina

Este sistema ofrece un diagnóstico más precoz a estos pacientes.
Siemens y HM Hospitales prueban el PET-RM con radiofármaco en 30 pacientes
Redacción
Martes, 13 de junio de 2017, a las 12:30
HM Hospitales y Siemens Healthineers han realizado un estudio que ha probado la eficacia del uso del sistema híbrido PET-RM con el radiofármaco F-colina (Fluorocolina) en el seguimiento de los pacientes con cáncer de próstata con sospecha de recaída.

La investigación se ha llevado a cabo en los dos últimos años y ha estado liderada por Lina García Cañamaque, jefe de Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles. En ella, han participado hasta la fecha una treintena de pacientes con cáncer de próstata, que habían recibido tratamiento para esta patología en este centro.

“Se trata de la primera investigación que ha estudiado el potencial diagnóstico de la PET-RM empleando la F-colina en casos de sospecha de recurrencia del tumor. En el Hospital HM Puerta del Sur contamos con el único sistema de estas características en España, el Biograph mMR de Siemens Healthineers, que nos ha permitido llevar a cabo este estudio con el que pretendemos aumentar la rapidez y la precisión del diagnóstico para mejorar la calidad de vida de estos pacientes”, afirma Lina García Cañamaque.

En oncología, el procedimiento habitual es someter al paciente a una prueba de imagen molecular llamada PET-TAC para valorar la respuesta al tratamiento y evaluar el seguimiento y estadificación de la enfermedad. En muchos tipos de cáncer, esta prueba utiliza un radiofármaco llamado fluorodesoxiglucosa.

Sin embargo, en el cáncer de próstata, los estudios demuestran que otro radiofármaco, la F-colina, presenta mayor sensibilidad en la detección de recaídas. Por otro lado, la integración en un equipo de la técnica PET-RM se convierte en una nueva modalidad diagnóstica que aúna las ventajas de ambas técnicas, permitiendo obtener en un solo estudio una imagen morfológica, funcional y metabólica y empleando una dosis baja de radiación.

“Hasta el momento los estudios habían demostrado que, de forma separada, la RM ofrecía mayor sensibilidad para el diagnóstico de metástasis óseas y la PET-TC mayor sensibilidad. Sin embargo, existían pocas publicaciones que hubiesen evaluado la PET-RM conjunta con F-colina, aunque los resultados eran alentadores. Por eso nos decidimos a realizar este estudio”, afirma García Cañamaque.

Precisión en el diagnóstico y menor dosis

El estudio se desarrolló en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles desde enero de 2015 a enero de 2017. A los pacientes participantes en la investigación, se les realizó una prueba en el equipo PET-RM con F-colina a una treintena de pacientes por sospecha de recurrencia tras diagnosticárseles en un análisis de sangre que tenían una elevación en los niveles de PSA (antígeno prostático específico), que es el principal signo de alerta porque hace sospechar de la presencia tumoral.

Los resultados obtenidos demuestran que la técnica PET-RM con F-colina puede desempeñar un papel importante en la evaluación de los casos de sospecha de recurrencia del tumor, incluso en pacientes con un nivel de PSA relativamente bajo.

“Hemos detectado presencia tumoral en pacientes con niveles de PSA por debajo del actual punto de corte- 1ng/mL. Aunque se precisan estudios que en el futuro confirmen nuestros hallazgos, creemos que el punto de corte actual podría revisarse ya que hoy en día puede incluir a un número significativo de pacientes de recibir un diagnóstico y tratamiento precoz más adecuado”, afirma.

La especialista en Medicina Nuclear del Hospital Universitario HM Puerta del Sur añade que “el uso de la F-colina con PET-RM es una técnica muy prometedora y podría desempeñar un papel importante en la evaluación y posterior localización de recurrencias locorregionales o metástasis. Además, al reducir el número de pruebas y la exposición a radiación ionizante puede mejorar sustancialmente la atención al paciente”.