Sanitas CIMA incorpora una nueva técnica para detectar cáncer de mama

Se trata de un sistema que localiza con más precisión lesiones no palpables en la glándula mamaria

Hospital Sanitas CIMA.
Sanitas CIMA incorpora una nueva técnica para detectar cáncer de mama
mar 04 junio 2019. 18.00H
La precisión en la localización de lesiones mamarias no palpables determina el éxito clínico de la intervención quirúrgica. Esta es la premisa con la que el Hospital Sanitas CIMA ha decidido incorporar a su cartera de servicios una nueva técnica para aumentar de un "modo radical" la localización de estas lesiones.

Este nuevo procedimiento, denominada Localizer, se basa en la implantación de una semilla que incorpora emisión por radiofrecuencia lo que permite conocer con precisión milimétrica la ubicación de la lesión. Además, cuenta con un sistema de señales acústicas que guían al especialista durante el proceso, variando la intensidad de la señal en función de la proximidad a la lesión.

Ventajas de la técnica



"Esta técnica supone un salto cualitativo en términos de fiabilidad y precisión"


“La incorporación de esta técnica representa un salto cualitativo en términos de fiabilidad y precisión en el marcado de la lesión si lo comparamos con las técnicas convencionales. Pero también ofrece una ventaja diferencial, ya que la semilla no se basa en la radiación para marcar la lesión, sino que la señal de radiofrecuencia nos aporta muchos más datos, eliminando la necesidad de manejar isótopos radioactivos”, ha explicado Melchor Sentís, responsable de la Unidad de Detección Precoz de Cáncer en la Mujer del Hospital Sanitas CIMA.

El nuevo abordaje permite además el marcado de la lesión hasta 30 días antes de la intervención y su implantación se puede realizar utilizando cualquier técnica de diagnóstico por imagen: ultrasonido, rayos X, resonancia magnética, ecografía… “La semilla es claramente visible independientemente del equipo de soporte diagnóstico que utilicemos, lo que añade un plus de seguridad clínica. El tamaño de la sonda también añade ventajas para el paciente, ya que se trata del más pequeño que hemos utilizado nunca, de modo que podemos practicar una cirugía menos invasiva aún, con las ventajas evidentes para la paciente y su recuperación”, ha añadido Sentís.

Las lesiones mamarias no palpables pueden presentarse como lesiones circulares u ovaladas (nódulos), microcalcificaciones o asimetrías de densidad. “Están tipificadas como de alta sospecha de malignidad y esta técnica está perfectamente indicada para el tratamiento de la lesión. Asimismo, esta técnica también encaja con las adenopatías axilares que requieren de monitorización o cirugía adaptada al tamaño de la lesión”, ha precisado el especialista.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.