20 de noviembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Empresas > Privada

Ribera Salud presenta un recurso contra el modelo de reversión de Alzira

La concesionaria denuncia las normas de rescisión presentadas por Sanidad "porque no se ajustan a la legalidad"

Hospital de La Ribera.
Ribera Salud presenta un recurso contra el modelo de reversión de Alzira
Redacción
Lunes, 10 de abril de 2017, a las 14:30
Ribera Salud no acepta los plazos que este lunes le ha puesto sobre la mesa la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana para empezar con la reversión del ‘modelo Alzira’. Y, por ello, el grupo que dirige Alberto de Rosa ha anunciado que ha presentado un recurso contencioso administrativo contra las normas de rescisión porque, según dicen, “no se ajustan a la legalidad” y porque “ponen en riesgo la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros ciudadanos por medidas tomadas unilateralmente”.

El grupo lo ha comunicado así tras la reunión que ha mantenido con la consejería, donde han estado presentes, por un lado el director gerente de La Ribera, Javier Palau; el director económico, Santiago Ribelles y un asesor jurídico, y por otro, el director general de Recursos Humanos, Justo Herrera; y el subsecretario de Sanidad, Ricardo Campos.

Se trata de la segunda vez que la concesionaria acude a la Justicia por este tema, después de que en el mes de octubre anunciase otra demanda contra Sanidad por el cese del convenio sanitario entre ambas partes. En este caso, este segundo recurso apela a la forma –y no al fondo- del asunto, o lo que es lo mismo, contra las normas de la reversión.

En su comunicado, al que ha tenido acceso Redacción Médica, Ribera Salud asegura que la reunión ha sido “breve” (una hora de duración, según fuentes de Europa Press) y que “no se ha tratado ningún aspecto técnico”, sino que simplemente se ha hecho un resumen de los principales puntos que se expusieron en rueda de prensa la semana pasada. “Por nuestra parte ha servido para trasladar a Sanidad que no vamos a aceptar que se ponga en riesgo la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros ciudadanos por medidas tomadas unilateralmente”.

En este sentido, la compañía recuerda a la Administración que “somete a la concesionaria a un intervencionismo no previsto en el pliego de condiciones que puede paralizar la gestión del departamento”. Y, además, tacha de “irracionales” algunas peticiones de información que realiza, donde en algunos casos “los plazos son técnicamente imposibles de cumplir”. Y todo ello, asegura Ribera Salud, “repercutiendo en la calidad de la prestación del servicio que están recibiendo los ciudadanos hasta la fecha”.