29 de junio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 17:40
Empresas > Privada

Quirónsalud Sur atiende 32.000 urgencias con el triage de alta resolución

Desde el centro apuntan que los tiempos de espera se mantiene en "niveles satisfactorios"

Araceli Miró, jefe de Servicio de Urgencias, y su equipo.
Quirónsalud Sur atiende 32.000 urgencias con el triage de alta resolución
Redacción
Viernes, 19 de mayo de 2017, a las 10:30
Mejora en la asistencia sanitaria. El Servicio de Urgencias de Hospital Quirónsalud Sur ha realizado, durante los primeros cinco meses de 2017, más de 32.000 atenciones urgentes, de las cuales las más numerosas correspondieron a pacientes pediátricos, de Medicina Interna y con patología traumatológica.

“Tratamos de dar a nuestros pacientes un trato y un tratamiento diferencial, manteniendo tiempos medios de espera adecuados, centrados en el paciente y en sus familiares o acompañantes y ofreciendo un triage de alta resolución, todo ello como corresponde a un centro perteneciente al primer grupo hospitalario privado de España, Quirónsalud”, apunta Araceli Miró, jefe de Servicio de Urgencias.

El centro indica que, en el mismo período, los tiempos medios de espera se mantuvieron en niveles satisfactorios: 6,29 minutos desde la llegada del paciente hasta la realización del triage y 16,86 minutos desde el triage hasta la primera atención por parte de un facultativo,  para un total de 56,94 minutos de tiempo medio de atención y 82,44 minutos de tiempo medio total en el servicio de urgencias.

Miró apunta que el triage de alta resolución "consiste en personal de enfermería entrenado para solicitar pruebas diagnósticas complementarias sin necesidad de valoración previa por un facultativo, lo que además de conseguir mejorar los tiempos de atención es especialmente relevante en patologías tiempo dependientes, tales como síndrome coronario agudo o accidente cerebro-vascular".

Algunas de las actuaciones que facilita el triage de alta resolución serían, ante una sospecha de patología cardíaca la realización de un electro, en caso de sospecha de fractura o traumatismo la realización de una prueba radiológica y en el caso de un paciente crítico ingresarle directamente en el box de críticos e iniciar el proceso de atención -toma de vía periférica, monitorización, etc.-, al tiempo que se avisa al facultativo.