Está dirigido a pacientes que hayan pasado por una cirugía de manga gástrica o slevee gástrico

Quirónsalud lidera un ensayo pionero para la reducción de peso
Román Turró, investigador principal del ensayo y coordinador de la Unidad de Endoscopia Bariátrica de Centro Médico Teknon.


06 sep 2021. 13.40H
SE LEE EN 4 minutos
La Unidad de Endoscopia Digestiva de Centro Médico Teknon arranca un ensayo clínico con una nueva técnica mínimamente invasiva para la reducción de peso en aquellos pacientes que, sometidos previamente a una cirugía de manga gástrica o slevee gástrico, no hayan experimentado una pérdida de peso satisfactoria o hayan recuperado su peso. El ensayo está dirigido por Román Turró, investigador principal del ensayo y coordinador de la Unidad de Endoscopia Bariátrica de Centro Médico Teknon, junto con Alberto Díez-Caballero como coinvestigador y cirujano principal.

El procedimiento, llamado Single Neodymium Magnet Anastomosis Procedure (SNAP), que ya cuenta con la aprobación de la Agencia Española del Medicamento (AEM) y que se realizará únicamente en Centro Médico Teknon, consiste en crear una conexión entre dos secciones del intestino delgado mediante la colocación de dos imanes, uno por vía endoscópica y otro por vía laparoscópica. El abordaje quirúrgico es mínimo y no implica el uso de grapas, por lo que se considera que el método puede resultar más seguro y menos invasivo que las técnicas quirúrgicas tradicionales. "Ofrecer opciones terapéuticas mínimamente invasivas es el futuro de la medicina. El abordaje endoscópico y laparoscópico es novedoso en sí y permite reducir las comorbilidades y el tiempo de recuperación comparado con las opciones actuales", explica Román Turró, investigador principal del ensayo.

Reeducación de los hábitos


Los dos imanes se unen de forma que la mucosa de las dos asas intestinales en que están colocados queda atrapada entre los mismos, y a los pocos días se forma un paso entre las dos asas con eliminación espontánea de los imanes. Este paso se realiza a modo de atajo en el recorrido del paso de nutrientes por el intestino, de manera que parte del contenido intestinal seguirá por el camino largo y otra parte se desviará por el camino corto, y esto conlleva una malabsorción deliberada que provocará una pérdida de peso eficaz mediante este by-pass poco invasivo. Al no ser todo el contenido intestinal el que usa la ruta acortada, siguen absorbiéndose parte de los nutrientes.

Al tratarse de una técnica tan poco invasiva, los pacientes vuelven a su domicilio en apenas 24 horas y se reducen prácticamente a cero las complicaciones que acarrean otras técnicas. Tras la colocación de los imanes, y para garantizar que queden perfectamente colocados, se realiza una triple comprobación mediante la endoscopia, la visión desde la propia laparoscopia y, además, una comprobación radiológica para ver los imanes. "Los imanes permiten una disminución de la absorción en el intestino delgado sin producir déficits nutricionales y potenciando la pérdida de peso en pacientes para los que la restricción del sleeve no ha sido suficiente. Teknon dispone de profesionales de primer orden, lo que nos permite ser pioneros en el tratamiento de la obesidad", concluye Turró.

Posteriormente, se realiza un seguimiento por el equipo multidisciplinar con el objetivo de la reeducación de los hábitos por parte de nutricionistas, psicólogos y endocrinos, para favorecer que los resultados se mantengan a largo plazo. La evacuación de los imanes es a los 15-25 días, con comprobación radiográfica.

Los candidatos para este ensayo


El sleeve gástrico es una de las principales cirugías para tratamiento de la obesidad. Se reseca una parte del estómago, quedando una tubulización con una reducción de la superficie del mismo hasta un 75 por ciento. A pesar de ello, existen numerosas publicaciones que reportan porcentajes mayores a un 30 por ciento de fracaso de esta técnica en los primeros cinco años, en los cuales los pacientes recuperan el peso o no llegan a perder el peso que esperaban. En esos casos, las opciones terapéuticas son limitadas y pueden ser complejas.

Este estudio está diseñado para pacientes que se encuentren en esta situación y que tengan un índice de masa corporal (IMC) en el intervalo de 35-50, que se hayan sometido a una cirugía de manga gástrica hace 12-60 meses y que presenten una pérdida de peso insuficiente o hayan recuperado parte de él.

La intervención y el seguimiento posterior durante el primer año estarán subvencionados al 100 por cien para los pacientes que entren dentro del estudio, e inicialmente se ofrecerán quince plazas. El proceso de selección se realizará durante las primeras semanas de septiembre, y las cirugías se programarán para la primera quincena de octubre.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.