Núñez: "En ningún momento nuestros médicos se han quedado sin cobertura"

El presidente de Uniteco destaca que fueron "pioneros en crear la póliza de responsabilidad civil profesional sanitaria"

Gabriel Núñez, presidente de Uniteco Profesional.
Núñez: "En ningún momento nuestros médicos se han quedado sin cobertura"
jue 28 febrero 2019. 18.20H
La correduría de seguros Uniteco Profesional cumple 50 años de historia. Desde que comenzó su andadura la realidad sanitaria ha presenciado un cambio radical en cuanto a tecnologías e innovación. También la propia compañía ha evolucionado en los últimos años aunque conserva su esencia. Redacción Médica ha entrevistado al presidente de Uniteco, Gabriel Núñez, para hacer balance de cómo han sido estos 50 años y analizar el aumento de las demandas contra médicos y dentistas en estos años.

Uniteco cumple 50 años de historia… Supongo que habrán dado para mucho. ¿Qué balance hace de todo este tiempo?

Hace 50 años todo era muy diferente. Grandes hospitales como La Paz o Puerta de Hierro tenían menos de cinco años, el Gregorio Marañón apenas uno, el Ramón y Cajal simplemente no existía. Aquellos tres hospitales apenas estaban comenzando a andar, imagínese lo que ha evolucionado la Medicina en todo este tiempo.


"No nos dedicamos a vender seguros, sino a asesorar sobre la mejor forma de protección"


En cuanto a nuestra historia, transcurre en paralelo a la evolución de los médicos en estos 50 años. Desde esos primeros momentos en los que se fundó Uniteco yo pasaba el día en los hospitales atendiendo a sus médicos. Siempre he sostenido que no nos dedicamos a vender seguros, sino a asesorar sobre cuál es la mejor manera de estar protegido ante un posible infortunio que pueda afectar económicamente a la vida personal o profesional de nuestros clientes.

Justo antes de fundar Uniteco, trabajaba para Mapfre con sus seguros de Vida. Era en lo que me había especializado porque este tipo de producto es precisamente la mejor solución para hacer frente a un desequilibrio producido por un suceso inesperado. Esta manera de pensar ha hecho que siempre me haya planteado mi trabajo como un servicio hacia mis clientes, a quienes hemos protegido en todo momento.

Al poco de fundar Uniteco surgió la oportunidad de trabajar en responsabilidad civil profesional, que es otro seguro fundamental en la vida profesional de médicos y dentistas.

En todos estos años hemos pasado momentos difíciles, pero los hemos conseguido superar siempre en beneficio de ellos. Hemos visto caer a aseguradoras que tradicionalmente han trabajado con responsabilidad civil, hemos superado el cierre del mercado cuando nadie quería asegurar este producto para los médicos, cambios legislativos que impactaban directamente sobre estos seguros… En ningún momento nuestros médicos han quedado sin cobertura: siempre nos hemos adelantado o hemos conseguido superar las dificultades del mercado.

¿Cuándo comienza a ofrecer el seguro de responsabilidad civil profesional?

En 1969 un médico de la Clínica Puerta de Hierro me comentó que le exigían ese seguro para viajar a EEUU, donde se iba a formar durante unos meses. Fui preguntando a las aseguradoras con las que trabajaba. Ninguna de ellas disponía de ese producto. Recogí los requisitos que se pedían a ese doctor y los presenté a una de esas compañías para que diseñaran un producto muy primitivo y se evalúó el riesgo. En ese momento había nacido el primer seguro de responsabilidad civil profesional para médicos en España: fuimos pioneros en la creación de este producto.

¿Cuáles son las principales ventajas de este seguro?


El seguro de responsabilidad civil profesional para médicos surgió en los años 70


El problema más evidente que resuelve es el pago de indemnizaciones, pero se utiliza para resolver otras contingencias que pueden pasar más desapercibidas. En el caso de que se inhabilite a un profesional, también cubre el sueldo que se deja de percibir durante el tiempo de condena.

Además, hay que tener en cuenta que el seguro de responsabilidad civil profesional cubre también los gastos de defensa jurídica, el pago de abogados, procuradores, tasas, etc. Aunque un médico resulte absuelto de la reclamación que haya recibido, siempre hay gastos jurídicos. Y aquí me gustaría añadir que no vale cualquier abogado, ya que necesitan estar especializados en la defensa de casos sanitarios. La experiencia nos ha demostrado que no vale cualquiera.

En los últimos años las demandas contra médicos y dentistas han aumentado, ¿a qué se debe este crecimiento?

Son varias las causas por las que ahora se demanda más al médico. Por un lado, los pacientes tienden a reclamar a la mínima, lo cual ha afectado a su relación con los facultativos. Mucha gente no es consciente de que algunos tratamientos médicos tienen efectos secundarios o consecuencias que no son fáciles de determinar, por lo que demandan cuando hay un resultado desfavorable. Por otra parte, existe una mayor presión asistencial, que hace que el médico tenga que tratar a más pacientes en menos tiempo. También se da un efecto llamada por el que se demanda más, especialmente ahora que con el Nuevo Baremo han crecido las cantidades indemnizatorias para los casos más graves.

Ahora es cuando es más importante que nunca contar con un seguro que cubra todas las vías de reclamación, siempre de la mano de una defensa especializada y experimentada que sea capaz de sacar adelante cualquier incidencia.

Se habla también del efecto “Dr. Google”…

Da la impresión de que hay pacientes que, ante la incertidumbre que genera un diagnóstico desfavorable, preguntan más al buscador de Internet que a su propio médico. Es una realidad que los diagnósticos y los tratamientos lleguen a discutirse en otras fuentes, lo que se traduce en una mayor desconfianza hacia el médico. Evidentemente, los pacientes se encontrarán con información descontextualizada porque no tienen la preparación necesaria para interpretarla. Solo el médico puede aplicar sus conocimientos para tratar enfermedades o dolencias.

Uniteco ha publicado estudios en los que asegura que los principales motivos de reclamación están relacionados con la historia clínica o la información trasladada al paciente. ¿Por qué se centran aquí las reclamaciones?


"Nuestra póliza cubre el salario del médico en caso de ser inhabilitado"


Tanto la historia clínica como el consentimiento informado están presentes en la mayoría de las reclamaciones que reciben los médicos porque son documentos que registran los tratamientos y, a veces, se descuida su uso. De esta manera, los pacientes se agarran a omisiones o a términos ambiguos para justificar posibles errores en la atención.

Desde Uniteco llevamos años haciendo un esfuerzo muy grande en formar a los médicos sobre cómo mejorar la comunicación hacia el paciente, ya que es su talón de Aquiles desde el punto de vista de la generación de reclamaciones. La historia clínica es un instrumento excepcional para demostrar ante un juez la evolución del trato con éste, y animamos a que se refleje cualquier incidencia en la evolución de ese trato.

Por otra parte, está la información que se transmite al paciente, donde juega un papel fundamental el consentimiento informado: no se trata de darle el papel para que lo firme sin más; se deben explicar los pros y los contras de los tratamientos y de las intervenciones. El papel que se firma es un requisito legal que certifica que la información se ha transmitido, pero nunca puede sustituir a la comunicación verbal.

Además de estos casos, también está el fracaso del tratamiento (muchas veces relacionado con la falta de adherencia terapéutica) o temas relacionados con el diagnóstico, su retraso o error, pero todas estas posibilidades de reclamación se pueden limitar con una buena comunicación, algo cada vez más difícil debido a la falta de tiempo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.