ATA inicia una rueda de contactos con partidos políticos para crear una comisión negociadora "con todas las partes"

Los autónomos piden un 'Gobierno mediador' en precios de la sanidad privada
José Luis Perea, secretario general de ATA.


27 may 2022. 15.00H
SE LEE EN 3 minutos
La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) busca apoyos en el Congreso de los Diputados para hacer efectivas sus demandas sobre la situación de los sanitarios del sector privado. Su presidente, Lorenzo Amor, advirtió personalmente en la Cámara Baja de la progresiva pérdida de poder adquisitivo de estos profesionales, algo que achacó, entre otros factores, a la falta de honorarios de referencia. En este escenario, la organización ha trasladado a los partidos una batería de medidas sustentada sobre dos pilares: que el Gobierno recupere el “papel regulador” de los precios y la creación de una comisión negociadora que integre a trabajadores, pacientes, centros y compañías aseguradoras.

Desde la asociación de autónomos indican a Redacción Médica que hace dos años que se iniciaron los contactos con organizaciones y consejos de diferentes ramas sanitarias para abordar la problemática de las tarifas en las clínicas privadas, que no se actualizan desde 1989. En este sentido, José Luis Perea, secretario general de ATA, recalca que el coste que conlleva la alta competitividad en la sanidad privada “lo están soportando los autónomos”, cuya situación ha empeorado en los últimos meses debido al encarecimiento de la luz y la subida del IPC.

Comisión para regular precios en la sanidad privada


El propio Perea explica a este periódico que ya han iniciado la ronda de reuniones con los partidos del Congreso (ya se han producido con dirigentes de PSOE y PP) para exponerles la situación y reclamar “soluciones legislativas”. La principal, apunta, pasa por que el Gobierno “recupere ese papel regulador que ostentaba en los años 80”, cuando el Ejecutivo central “establecía unos baremos orientativos para que los profesionales pudieran negociar con las compañías”.

El secretario general de ATA matiza que el objetivo no es pedir al Gobierno medidas “intervencionistas” que no respeten la libertad de mercado, sino establecer “un marco para poder negociar” y dar oxígeno a unos sanitarios autónomos que, bajo su punto de vista, se encuentran en un escenario “caótico”. “Para tener un salario digno, un médico tiene que ver a 30 o 40 pacientes cada día. Si eso no lo queremos en lo público, ¿cómo lo vamos a querer para el sector privado?”, argumenta.

El instrumento que propone ATA para lograr ese objetivo es una comisión “en la que estén sentadas todas las partes”, incluidos centros sanitarios, profesionales, pacientes y aseguradoras. “Este tipo de mesas ya existen en sectores como el agrícola. Queremos también un espacio en el que reflexionar sobre este tipo de problemáticas y que pueda repercutir en beneficio de la calidad asistencial y del paciente”, destaca.

Reunión con la CNMC


No es esta, en cualquier caso, la única vía que mantiene abierta ATA para el establecimiento de precios en las clínicas privadas. Según Perea, también se han mantenido contactos con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y no se descarta “la posibilidad de interponer una demanda” para paliar posibles situaciones de agravio.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.