HM Hospitales, a la vanguardia en oncología radioterápica gracias a la técnica SBRT

Permite administrar dosis de irradiación muy altas de forma eficaz y mínima toxicidad

vie 08 febrero 2013. 12.55H

Redacción. Madrid
La aplicación de nuevas tecnologías en el tratamiento de enfermedades ha ocupado siempre un lugar prioritario siempre en la filosofía de HM Hospitales, que ve cómo esa apuesta da unos excelentes frutos. Muestra de ello es la técnica con radioterapia estereotáxica extracraneal (SBRT), que casi cinco años después de su implantación ha situado al Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) en la primera línea de la oncología radioterápica gracias a sus excelentes resultados.

Juan Abarca Cidón, director general de HM Hospitales.

La principal ventaja de la SBRT, que para su aplicación precisa de un nivel muy elevado en lo que a tecnología y controles de calidad se refiere, es que permite la administración de dosis de irradiación alta en pocas sesiones y con mucha precisión, lo que le permite tener una mayor eficacia además de ejercer una menor toxicidad que permite al paciente no ver alterada su calidad de vida.

María del Carmen Rubio, jefa del Servicio de Oncología Radioterápica del CIOCC, ha explicado que se trata de una técnica muy eficaz, ya que “consigue tasas muy altas de control local de la enfermedad, en muchas series superiores al 80 por ciento y equiparables a series quirúrgicas y, al mismo tiempo, produce pocos efectos secundarios”.

“Se trata de una técnica mínimamente invasiva y confortable para el paciente, ya que le permite recibir el tratamiento de forma ambulatoria, sin necesidad de ingresos hospitalarios y sin las complicaciones derivadas de otros procedimientos más agresivos. Esto posibilita que puedan continuar con otros tratamientos necesarios, como la quimioterapia. Además, representa una gran ventaja coste-eficacia”, ha añadido.

Desde que se empezó a utilizar la técnica SBRT en el acelerador Novalis del CIOCC, en abril de 2008, se han tratado más de 150 pacientes. La Dra. Rubio señala que la patología más frecuente ha sido la metástasis: “Normalmente son pacientes con buen estado general, con un número aproximado de tres a cinco sesiones, con tumores menores a los seis centímetros, con lesiones no resecables con cirugía o no operables por problemas médicos”.

En palabras de Rubio, la SBRT es una técnica que “ha revolucionado la especialidad de Oncología Radioterápica porque ha modificado nuestra forma de pensar y de enfrentarnos al paciente con cáncer, permitiéndonos hacer  tratamientos más personalizados”. Aún así, se trata de una técnica en proceso de desarrollo, con las posibilidades de cara al futuro que ello supone. “Ha abierto una puerta al tratamiento personalizado y a la esperanza de curación de muchos pacientes”, ha concluido.