25 may 2019 | Actualizado: 13:05

El hospital HLA El Ángel de Málaga incorpora una Unidad de Cirugía Robótica

La integración del robot Da Vinci convierte al centro en el primero privado de Andalucía en ofrecer esta opción

Manuel Viola Figueras, director médico del hospital HLA El Ángel.
El hospital HLA El Ángel de Málaga incorpora una Unidad de Cirugía Robótica
vie 26 abril 2019. 11.15H
El hospital HLA El Ángel de Málaga ha incorporado la Unidad de Cirugía Robótica a su cartera de servicios. La adquisición del último modelo del sistema quirúrgico, Da Vinci XI, sitúa al hospital malagueño como el primer hospital privado de Andalucía que dispone de esta opción. Consiste en una tecnología mínimamente invasiva que permite realizar cirugías complejas con mayor seguridad. Además, elimina el temblor de las manos del cirujano, lo que aporta una alta precisión en la técnica quirúrgica y facilita que el paciente tenga un menor tiempo de hospitalización y recuperación.


Esta cirugía robótica puede emplearse en distintas especialidades, como urología o ginecología


Manuel Viola Figueras, director médico del hospital HLA El Ángel, ha explicado que el robot Da Vinci "permite alcanzar y operar zonas anatómicas complicadas sin tener que renunciar a una visualización en detalle del campo operatorio, que lo amplía hasta en 10 veces". Viola Figueras ha destacado que esta tecnología "no suplanta el papel del cirujano, sino que facilita su trabajo, que gana en precisión".

Esta cirugía robótica puede emplearse en distintas especialidades, entre ellas urología, ginecología, cirugía general y torácica, cirugía cardíaca, pediátrica o en otorrinolaringología.

El sistema Da Vinci está compuesto de tres partes: una consola desde la que el cirujano manipula a distancia el robot: comunica mediante los mangos y pedales sus gestos al instrumental quirúrgico; un carro quirúrgico que se dispone al lado del paciente, y una torre de visión necesaria para crear y procesar la imagen anatómica.

Los pacientes operados con este robot son los más beneficiados, puesto que esta tecnología reduce las incisiones y el sangrado, con lo que las transfusiones son menos frecuentes, disminuye el dolor en la fase del postoperatorio y los riesgos de infección. Por otro lado, la estancia hospitalaria se reduce hasta en un 40 por ciento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.