El Consejo de Ministros aprueba una inyección económica para dar viabilidad a la cadena que cuenta con 200 centros

El Gobierno rescata a las clínicas odontológicas Vivanta de la crisis covid
La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tras la reunión del Consejo de Ministros.


27 jun 2022. 14.30H
SE LEE EN 3 minutos
El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes el rescate público de Vivanta, la compañía especializada en odontología. El Gobierno ha recurrido al Fondo de Solvencia Empresarial que se puso en marcha con motivo de la pandemia de Covid-19 para tratar de sacar a flote a la empresa española que cuenta con una red de más de 200 clínicas repartidas por el territorio nacional.

La autorización se ha enmarcado dentro de un nuevo paquete de inyecciones económicas que tratará de aliviar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus en seis empresas consideradas como estratégicas por el Gobierno. En total, se inyectarán 721 millones de euros para evitar que Celsa, Isastur, Vivanta, Imasa, Meeting Point y Blue Sea entren en quiebra.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha explicado en rueda de prensa que se trata de seis compañías de “carácter estratégico” para el país que han superado el análisis “exhaustivo” sobre si situación económica y jurídica tras el impacto del coronavirus. Mientras que han presentado los correspondientes planes de viabilidad sobre su futuro.

La maniobra del Ejecutivo permitirá proteger un total de 18.000 empleos directos en diferentes sectores como la hostelería, el turismo o la industria siderúrgica. Más de 2.000 puestos de trabajo corresponden a la plantilla de Vivanta que ha estado amenazada por los recortes desde que en 2020 comenzó a notar el impacto de la crisis económica.

La cadena de clínicas odontológicas ya solicitó el en diciembre de 2021 un préstamo valorado en 40 millones de euros a través del mecanismo de rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que se materializaría prácticamente a partes iguales entre un crédito participativo y otro de carácter ordinario. Seis meses después, el Gobierno ha dado luz verde a la petición.


Vivanta, cambio de dueños y de negocio


Vivanta ha atravesado una crisis económica que le llevó a forzar una revolución de su accionariado para hacer frente a su elevada deuda. La compañía fundada por el fondo de capital riesgo Portobello se recapitalizó con la entrada de Ares Management que se hizo con el 76 por ciento de la participación y del banco francés BN Paribas que ahora controla el 8 por ciento.

Antes, la empresa dental ya había presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el objetivo de reducir su plantilla en cerca de 280 trabajadores para acometer una reestructuración de su personal. El objetivo era evitar un desarrollo de los acontecimientos similar al de otros de sus competidores, como Dentix, que han terminado en la quiebra y con un concurso de acreedores.

Vivanta oferta actualmente nueve servicios diferentes del área de la odontología a sus clientes, que abarca la implantología, prótesis dental, ortodoncia, ortodoncia infantil, periodoncia, estética dental, endodoncia, caries o cirugía maxilofacial. Tras 25 años, el grupo apostó a finales de 2021 por llevar a cabo una desinversión para desprenderse de algunas de sus divisiones, como la de estética corporal, y centrarse exclusivamente en la faceta dental.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.