El fraude del seguro británico cuesta 200 millones a la sanidad española

Aspe toma 10 medidas para combatir "este fraude sistemático"

David Medina, presidente de Spaincares, Carlos Rus, secretario general de ASPE y Luis Mendicuti, abogado de ASPE.
El fraude del seguro británico cuesta 200 millones a la sanidad española
lun 08 julio 2019. 12.30H
El fraude de algunas aseguradoras británicas genera más de 200 millones de euros de sobrecostes a la sanidad española (100 a la privada y al menos 100 a la pública) y ocasiona importantes perjuicios asistenciales a los turistas británicos. Unos daños que derivan, en ocasiones, en fallecimientos. Así lo ha denunciado la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) que ha presentado este lunes las 10 medidas con las que pretende poner fin a esta irregularidad. 

Según explican desde la patronal de la sanidad privada, el modus operandi de estas aseguradoras consiste en denegar "ofrecer pólizas de seguro de viaje que se aprovechan de las coberturas médicas ofrecidas por la sanidad pública española, a través de la Tarjeta Sanitaria Europea. Todos los ciudadanos europeos tienen derecho a una asistencia pública, por lo que esta asistencia no implica ningún gasto para el asegurado y no debería contratar una póliza a tal respecto. En el momento en que recibas asistencia en la sanidad privada han diseñado un sistema para que la compañía nunca pague por la asistencia". 


"La sanidad pública está asumiendo el coste de unos pacientes que no tendrían que estar ahí"


"Cuando un paciente británico acude a un hospital privado español, la compañía llama al paciente y difama todo lo posible a la sanidad privada para forzar el traslado del paciente a un hospital público", señala David Medina, presidente de Spaincares.

"Es una lacra que afecta a los ciudadanos británicos, que no reciben la asistencia que están pagando en su seguro, al resto de aseguradoras británicas que compiten con lealtad, a los sistemas públicos de salud británicos y españoles y a la sanidad privada española", añade Medina. 

Para ASPE, "a los turistas británicos se les está explotando. Estas pólizas no son más baratas y se ceban con pacientes de avanzada edad. Hay hasta pacientes que han perdido la vida por esta estrategia fraudulenta". Por otra parte, la constante derivación de estos pacientes a la sanidad pública "supone añadir más presión a un sistema ya de por sí saturado. La sanidad pública asume el coste de unos pacientes que no tendrían por qué estar ahí, porque su póliza incluye asistencia en la sanidad privada".

En cuanto a la sanidad privada, la patronal calcula que entre tres-cuatro pacientes son víctimas de forma diaria en 200 centros sanitarios españoles, lo que "multiplicado por un coste medio de intervención de 4.000 euros implica que la sanidad privada pierde cerca de 100 millones de euros. Este coste, en el sistema público es aún superior".

Carlos Rus, David Medina y Luis Mendicuti durante la presentación de las 10 medidas contra el fraude de las aseguradoras británicas.

Carlos Rus, David Medina y Luis Mendicuti durante la presentación de las 10 medidas contra el fraude de las aseguradoras británicas.


"A la sanidad privada nos afecta de muchas maneras. Si estos pacientes ingresan en el hospital privado, el hospital incurre en costes médicos no asumidos si hay derivación a uno público. Además el SNS desvía los costes de traslado del paciente y su posterior tratamiento médico. Es decir, el sistema público nos factura este tratamiento, cuando la responsabilidad del traslado debe ser de la compañía de seguros", apunta Medina, que además añade que "la sanidad privada española está siendo víctima de una campaña de desprestigio por estas compañías británicas que lo que buscan es no pagar nunca la asistencia de los asegurados".

Silencio de la Administración pública


ASPE asegura que desde 2016 ha iniciado acciones para denunciar esta situación. Se han denunciado estas prácticas ante la Financial Conduct Authority (FCA) británica, que inició una investigación aún sin dictamen, a la Association of British Insurers, agencias de viaje, el Ombudsman, a las consejerías de Sanidad autonómicas, el Ministerio de Sanidad y el de Asuntos Exteriores... Pero hasta el día de hoy "la impunidad es absoluta. Nadie ha hecho nada", en palabras de Medina. 

Las 10 medidas desarrolladas por ASPE para combatir esta situación se resumen en las siguientes:
  1. Seguir denunciando
  2. Exigir por carta a las autoridades británicas que tomen medidas cautelares
  3. Pedir al Gobierno español que actúe
  4. Reunirse con fuerzas políticas
  5. Estudiar medidas legales para evitar que la administración española derive costes de traslado o tratamiento médico a los hospitales privados
  6. Elaborar un folleto informativo para turistas
  7. Impulsar la campaña digital contra el fraude
  8. Participar en el International Travel and Health Insurance (ITIC) de 2020
  9. Insistir en la reclamación de las autoridades españolas para que estas aseguradores costeen la asistencia
  10. Acabar con estas prácticas abusivas
La patronal admite que si hay Brexit, este problema se acabaría, ya que estas aseguradoras británicas no podrían beneficiarse de la Tarjeta Sanitaria Europea, pero meintras tanto exige que "haya una claridad meridiana en la información que reciben los turistas británicos sobre las coberturas médicas a las que tienen derecho".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.