Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Empresas > Privada

El diagnóstico por imagen 'afina' la cirugía en uno de cada 3 pacientes

Siemens Healtineers presenta las novedades de esta herramienta en el Comité de Innovación del IDIS

El Comité de Innovación del IDIS.
El diagnóstico por imagen 'afina' la cirugía en uno de cada 3 pacientes
Redacción
Viernes, 28 de octubre de 2016, a las 14:00
El 27,5 por ciento de los pacientes mejoran el índice de resección con la aplicación de la imagen por resonancia magnética intraoperatoria durante la cirugía. Así lo ha puesto de manifiesto Alberto Martínez, director Imagen y Terapia de Siemens Healtineers, durante su reunión del Comité de Innovación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

En este encuentro, la compañía ha presentado los últimos avances en terapia guiada por la imagen como herramienta para mejorar la atención al paciente, darle mayor facilidad de recuperación a un coste menor. Así, los procedimientos mínimamente invasivos y su exigencia de una imagen avanzada, la reducción global de costes y la posibilidad de tratar a pacientes que de otro modo serían descartados por la agresividad del tratamiento son algunas de las ventajas de los procedimientos híbridos frente a los convencionales que destacó la compañía.

“Las salas híbridas son quirófanos convencionales equipados con sistemas de angiografía fijos que permiten llevar a cabo procesos de cirugía abierta y terapias endovasculares en la misma sala y en el mismo procedimiento”, explicó Nuria Barrón, responsable de Terapias Avanzadas. La duración de las intervenciones en los quirófanos híbridos es menor, al estar los movimientos del sistema de imagen totalmente automatizados, así como el tiempo total de estancia del paciente en el hospital gracias a una recuperación más rápida.

“Las nuevas instalaciones combinan tecnología de diagnóstico por imagen y cirugía guiada por imagen de última generación de la que se beneficiarán tanto el equipo médico como el paciente”, afirmó Gemma Benito, Responsable Nacional de Ventas. Su ubicación en la misma planta que el resto de quirófanos facilita tanto el traslado de pacientes como la colaboración de profesionales de diferentes especialidades, que en los nuevos espacios híbridos podrán practicar cirugías vasculares, procedimientos de radiología intervencionista, cirugía cardiaca y técnicas mínimamente invasivas de intervencionismo cardiaco.

Eso sí, estos nuevos espacios híbridos requieren equipos clínicos multidisciplinares. “Las intervenciones de patologías cerebrales propias de la neurocirugía son las que más se beneficiarán de este equipo”, aclaró Gemma Benito. “Es intraoperatoria, el paciente no sale del quirófano para comprobar la eficacia de la cirugía”. Una optimización que también se puede apreciar en el escáner, que genera imágenes del interior del organismo en 3D que permiten al cirujano saber en tiempo real cuáles son los parámetros de la zona intervenida”, añadió, señalando cómo la versatilidad de movimiento de su brazo robotizado permite que radiólogos y cirujanos trabajen de forma simultánea en el mismo quirófano.

Por su parte, Manuel Vilches, director general de IDIS, manifestó que el “Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad continuará apoyando e impulsando de manera decidida cualquier iniciativa que avance hacia una medicina de precisión que permita ofrecer a los pacientes un tratamiento personalizado. Así, la penetración de la tecnología en los quirófanos y las terapias guiadas por la imagen pueden facilitar una información en tiempo real que proporcione una mayor precisión y optimización de los tiempos que redunde en el beneficio del paciente”.