En España, cuatro comunidades autónomas se plantean recurrir a esta sanidad para agilizar sus planes de inmunización

Covid: siete países europeos suman a la privada en la campaña de vacunación
Carlos Rus, presidente de ASPE.


03 mar 2021. 10.30H
SE LEE EN 6 minutos
Cataluña, Andalucía, Canarias y Murcia podrían unirse a la decisión de la Comunidad de Madrid de apoyarse en la sanidad privada para la campaña de vacunación contra el Covid-19, según explica la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) en una nota de prensa. Una unión que ya se ha realizado en siete países europeos donde la sanidad privada está colaborando en la inmunización de la población.

Como ya adelantó Redacción Médica esta semana, varias regiones se planteaban recurrir a la privada para agilizar sus procesos de vacunación contra el coronavirus. Desde ASPE se mostró su predisposición para ofrecer “todos sus recursos e infraestructuras” en esta Estrategia de Vacunación que fue aprobada en noviembre de 2020.

Sanidad dejó en manos de cada comunidad autónoma la decisión de colaborar con la sanidad privada. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ya ha aprobado oficialmente la incorporación de la sanidad privada a sus planes de vacunación. 

Además de esta región, Cataluña, Andalucía, Canarias y Murcia han expresado su intención de hacerlo a medida que se disponga de más dosis de las vacunas que debe recibir España a través de la Unión Europea. Así, el Gobierno catalán ha constatado recientemente que se apoyará en la sanidad privada, al menos a través de los centros concertados. Y Canarias, por su parte, va a contar con la infraestructura sanitaria privada para vacunar a ciertos colectivos esenciales como farmacéuticos, fisioterapeutas y odontólogos, entre otros. Estas cinco comunidades autónomas suman el 56% de la población española.

Contribuir a la descongestión de la Sanidad


Desde la patronal consideran que “desestimar la infraestructura sanitaria privada para agilizar la vacunación de la población sería una irresponsabilidad por parte del resto de Autonomías, tanto por la capacidad de ASPE (más de 312.000 profesionales, 460 hospitales y miles de clínicas repartidas por todo el territorio nacional) como por la experiencia y familiaridad con los sistemas de centralización de datos habitualmente utilizados por la sanidad pública en otros planes de inmunización como la gripe”. Además, reiteran que “la colaboración de la sanidad privada puede contribuir a la descongestión de los centros de atención primaria públicos, cuyo propio personal califica de inasumible alcanzar los objetivos”.

“España no puede asumir el riesgo de quedarse atrás frente a economías que sí están activando todos los mecanismos para alcanzar la inmunidad en verano, como Reino Unido, Alemania, Suiza, Grecia”, señala Carlos Rus, presidente de ASPE, y añade:  “Alcanzar la inmunidad-país cuánto antes debería ser en estos momentos una prioridad absoluta porque además de la salud está en juego la recuperación de nuestra economía y de muchos puestos de trabajo”.

La colaboración con la privada en Europa


En otros países de la Unión Europea sí se ha recurrido a la sanidad privada para ayudar en la campaña de inmunización contra el coronavirus. Estos son los gobiernos que han acordado una colaboración público-privada para agilizar la vacunación: 
  •  Alemania: Todos los hospitales participan activamente en la estrategia de vacunación, independientemente de su estatus, ya sean públicos o privados. Para la organización y aplicación de la vacunación contra el Covid-19, el Ministerio Federal de Sanidad ha desarrollado una estrategia nacional de vacunación en colaboración con el Instituto Robert Koch, el Instituto Paul Ehrlich y el Centro Federal de Educación Sanitaria.
  • Francia: La sanidad privada está plenamente involucrada en la campaña de vacunación. Alrededor de 200 puntos de vacunación se abrirán progresivamente en centros sanitarios privados a medida que avance la campaña. Además, los hospitales privados tienen derecho a vacunar a su propio personal desde principios de enero.
  • Grecia: El gobierno griego designó oficialmente a todos los miembros de la Asociación Helénica de Hospitales Privados (HPHA) como centros de vacunación contra el virus Covid-19, tanto para sus sanitarios como para resto de empleados y proveedores de servicios externos como restauración, seguridad, limpieza, etc. Se pidió a todos los hospitales que proporcionaran al Ministerio de Sanidad listas detalladas de las personas que iban a ser vacunadas. De este modo, el Ministerio dispone de un recuento preciso de las dosis necesarias en cada centro de vacunación.
  • Italia: Se ha permitido desde el inicio a los hospitales privados administrar la vacuna a sus pacientes ingresados y se preparan para cooperar en la vacunación de la población. En Sicilia, desde el Departamento de Salud, se ha involucrado a los hospitales privados y públicos en la vacunación de su personal. Se organizaron seminarios web sobre cómo preparar e inocular la vacuna y se les proporcionaron las dosis para así poder administrar la vacuna a su propio personal.
  • Polonia: desde el 15 de enero, los ciudadanos de más de 85 años se vacunan en los hospitales públicos y las clínicas privadas, y así han continuado con los siguientes grupos de edad establecidos en su estrategia de vacunación.
  • Rumanía: Según establece su plan nacional de vacunación, el sector privado puede decidir si organizar o no centros de vacunación tanto para la vacunación de su propio personal como para otras categorías de la población, en función de la fase de vacunación y de las prioridades establecidas en la estrategia nacional.
  • Suiza: Los hospitales privados están gestionando ya centros de vacunación Covid-19 en los distintos cantones del país.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.