Ana Camacho, presidenta de la SENEP, explica los casos de tics supuestamente relacionados con el uso de esta red social

Vocalización y movimientos extraños, signos de nuevos tics ligados a TikTok
Ana Camacho.


11 nov 2021. 12.10H
SE LEE EN 4 minutos
Desde hace unas semanas, diferentes medios de comunicación e instituciones se han hecho eco de la existencia de un nuevo síndrome entre los menores de edad, unos tics similares al síndrome de Tourette y supuestamente generados a raíz de consumir de forma masiva vídeos de TikTok.

No obstante, un estudio sobre los TikTok Tics, publicado en el periódico de la International Parkinson and Movement Disorder Society (MDS), explica que los tics que se están identificando en menores y jóvenes son "distintos de los que se ven típicamente en pacientes con síndrome de Tourette, aunque comparten muchas características con los tics funcionales". Los investigadores del estudio consideran que se trata de "un ejemplo de enfermedad sociogénica masiva, que involucra comportamientos, emociones o condiciones que se propagan de forma espontánea a través de un grupo".

Cualquier vídeo en TikTok u otra red social podría generar un tic-like


En  este sentido, Ana Camacho, presidenta de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENEP) explica a Redacción Médica que para que los tics se desarrollen debe haber una predisposición, una combinación de factores genéticos y ambientales. "Cuando no hay ninguna circunstancia que desencadene verdaderos tics serán, en todo caso, una copia". Así, la facultativa desvincula la visualización de vídeos en los que aparecen personas con síndrome de Tourette con el hecho de desarrollar estos tics-copia.

Y es que a medida que aumentaban estos síndromes en consulta, también lo han hecho los vídeos en TikTok con contenidos sobre tics -hay 3,1 billones de tiktoks en la plataforma con este hashtag- y el síndrome de Tourette -el hashtag #tourettessyndrome tiene 1,4 billones de visualizaciones; #tourettes, más de 5 billones y #tourette 929 millones-.

"La visualización de cualquier contenido puede conducir a conductas imitativas. A veces de forma inconsciente y por cierto deseo de pertenencia a un grupo", explica Camacho y advierte la importancia de "hacer un uso sensato de las pantallas a cualquier edad".

Diferencias entre tic-like y tics funcionales


Las manifestaciones clínicas permiten diferenciar los tics copiados de los funcionales. Los tics suelen iniciarse entre los 6 y los 8 años, de forma gradual, y son más frecuentes en varones. Afectan, sobre todo a la cara y al cuello, en forma de guiños y movimientos de la nariz o la boca.

En cambio, "los tics-like aparecen de forma explosiva en chicas adolescentes que no han presentado tics previamente. Consisten en movimientos abigarrados de las extremidades o en vocalizaciones complejas", argumenta la experta.

Ante este síndrome, la facultativa señala que el tratamiento es básicamente cognitivo conductual si los tics-like son persistentes y no autolimitados. "No responden a los fármacos utilizados en los tics, por eso es muy importante su diferenciación", alerta, Camacho. En el caso de que estos tics no se atenuaran o resolvieran, "la persistencia de los movimientos puede provocar a medio o largo plazo desadaptación social o conductas evitativas, como el absentismo escolar". Así, "para no llegar a esta situación es necesario realizar una intervención multidisciplinar especialmente enfocada a la salud mental".

Desde la SENEP desconocen el número de casos que se han registrado en este último año, pero consideran una "buena iniciativa" hacer un registro global ya que estamos ante un "nuevo brote de casos". Camacho considera que el aislamiento de los jóvenes durante la pandemia de Covid-19, con imposición de las clases on-line, probablemente haya actuado de estresor en este grupo de población. "La exposición generalizada a los contenidos de las redes sociales ha facilitado la imitación y la difusión de determinados comportamientos que al llamar la atención se han visto reforzados", añade.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.