21 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:10
Especialidades > Pediatría

Un pediatra de La Fe, presidente de la Sociedad Europea de Neonatología

La idea de Maximo Vento es diseñar protocolos para que todos los países tengan un nivel asistencial de máxima calidad

El nuevo presidente de la EBN, Maximo Vento.
Un pediatra de La Fe, presidente de la Sociedad Europea de Neonatología
Redacción
Martes, 14 de noviembre de 2017, a las 11:30
El jefe de Sección del Servicio de Neonatología del Hospital La Fe de València, Máximo Vento, ha sido elegido como presidente de la Sociedad Europea de Neonatología (EBN) durante el segundo Congreso de las sociedades neonatales europeas celebrado en Venecia. Durante su mandato, que tendrá una duración de tres años, intentará armonizar a nivel europeo los protocolos de tratamiento de los recién nacidos.

Otros de los objetivos del también presidente de la Sociedad Española de Neonatología (Seneo) será promover la formación teórica y entrenamiento en técnicas especializadas y buenas prácticas clínicas en las sociedades nacionales, así como favorecer la investigación en el campo de la Neonatología.

Además, intentará diseñar y favorecer la acreditación de las unidades de excelencia en los centros hospitalarios de la red europea: "Aunque en Europa contamos con un nivel asistencial en neonatología de muy alta calidad, existen todavía grandes diferencias entre países. Por ello, uno de los objetivos de la EBN es diseñar protocolos que sitúen a todos los países a un nivel asistencial homogéneo y de máxima calidad en esta materia".

Se estima que anualmente hay cinco millones de nacimientos en Europa, de los cuales un 10 por ciento van a precisar cuidados especializados de neonatólogos, sobre todo los bebés que nacen prematuros, con enfermedades congénitas o que sufren complicaciones agudas como infecciones o asfixia.

"Una especialidad joven"

Según el nuevo mandatario, la neonatología es una "especialidad joven, pero que ha tenido un desarrollo exponencial gracias a la superespecialización y los avances tecnológicos en los últimos años. La calidad de la sanidad de un país se mide, entre otros parámetros, por la mortalidad y morbilidad en el período neonatal".

Teniendo en cuenta que los supervivientes afrontan una expectativa de vida de unos 80 años, "la inversión en estos pequeños pacientes es, con mucho, la más rentable para el futuro de una sociedad que tiene en su infancia el germen de su futuro bienestar".

Máximo Vento es, además, investigador principal del Grupo de Investigación en Perinatología del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe y coordinador Nacional de la Red de Salud Materno Infantil y del Desarrollo (Samid), perteneciente al Instituto de Investigación Sanitaria Carlos III (Ministerio de Economía, Industria y Competitividad).