La AEP insta a preservar e implementar actuaciones de humanización en los hospitales infantiles a pesar de la pandemia

Las medidas Covid restringen la movilidad en las plantas de Pediatría
María José Mellado, presidenta de la AEP.


13 may 2021. 14.40H
SE LEE EN 4 minutos
El 13 de mayo se celebra por sexto año consecutivo el 'Día del Niño Hospitalizado', una fecha en la que se rinde homenaje a los niños ingresados en centros sanitarios y a las personas que contribuyen a hacer su estancia hospitalaria lo más llevadera posible: sus familias, el personal sanitario y los voluntarios. Ante la especial vulnerabilidad de este grupo poblacional, la Asociación Española de Pediatría incide, una vez más, en la importancia de priorizar actuaciones dirigidas a la humanización en plantas de hospitalización pediátricas.

“Debemos tener en cuenta que se trata de una población muy frágil y una experiencia tan crítica como un ingreso hospitalario siempre impacta emocionalmente, especialmente cuando es prolongado. Por ello, hay que procurar mantener el mayor grado de humanización posible en las hospitalizaciones de los niños”, destaca María José Mellado, presidenta de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y jefa de Servicio de Pediatría y Enfermedades Infecciosas del Hospital Infantil La Paz, centro de referencia nacional que cuenta con todas las disciplinas y especialidades pediátricas.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

El Hospital Universitario La Paz ha sido desde su creación un hospital sensible a los derechos de los niños y pionero en la instauración de medidas que humanizan la estancia de los pacientes, trabajando con actividades complementarias a las asistenciales para la atención integral de los pacientes en el centro. La Paz atendió en el pasado año un total de 7.478 pacientes pediátricos, un 14 por ciento menos frente al año 2019. La estancia media de hospitalización en pacientes pediátricos es de 7,4 días, donde cabe destacar la labor de todo el personal en hacerles sentir como en casa y ayudarles a aceptar la nueva situación. A pesar de la pandemia se llegaron a realizar un total de 5.905 intervenciones quirúrgicas. La Paz registró 131.763 consultas externas, y 32.295 Urgencias pediátricas.

“El Covid-19 ha cambiado mucho el ritmo de vida en los hospitales infantiles. Antes eran espacios abiertos en los que las familias podían visitar libremente a los niños y los pacientes podían acudir a la sala de juegos o al aula escolar. Ahora hay restricciones en la movilidad del niño, en el acompañamiento familiar: solo puede estar presente uno de los padres y previa realización de un test PCR”, recuerda la presidenta. 

En estas circunstancias cobran mayor valor otras medidas de humanización como el soporte psicológico y social a los niños ingresados, o la incorporación de herramientas digitales que les permiten mantenerse conectados con su entorno más cercano, aunque sea de manera virtual y paliar con actividades educativas y distracciones lúdicas en el tiempo de ingreso.

Piden espacios más confortables


Otro aspecto importante que destacan los expertos es el confort de la habitación y la adecuación del mobiliario y las instalaciones en estos pacientes, que deben desplazarse de forma frecuente por el hospital para realizarse pruebas y acudir a las consultas de los diferentes especialistas.

Una cuestión prioritaria es mantener a los menores en espacios adecuados a su edad y situación. En este sentido Mellado subraya que “la Academia Americana de Pediatría recomienda que los adolescentes permanezcan en áreas de hospitalización pediátricas y no compartan habitación con un adulto”, como ocurre en algunos centros hospitalarios. Incide en que se trata de una edad muy crítica y el mejor lugar para enfrentar una situación de este tipo a nivel psico-emocional es una unidad pediátrica en la que compartan estancia con otros niños de su edad.

Otro aspecto que tildan de "muy relevante" es la disponibilidad de especialistas en las diferentes disciplinas pediátricas de los profesionales que les tratan: infectólogos, cardiólogos, gastroenterólogos, intensivistas pediátricos..., pero también es vital el manejo por Enfermería pediátrica especializada y auxiliares; así como por profesionales formados para realizar las técnicas o visitas a los niños: Radiología, Psiquiatría, Trabajo Social, Psicología etc.

“Un neonato no es igual que un lactante, un escolar o un adolescente y obviamente requieren cuidados específicos para los que disponemos de pediatras especialistas en las distintas disciplinas que han recibido una formación específica y ahora afortunadamente tenemos ya reconocida la enfermería pediátrica”, subraya la presidenta de la AEP.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.