El nuevo patrón epidemiológico provoca que los especialistas desconozcan cuándo se alcanzará el pico de contagios

Más casos de bronquiolitis y más graves: "No sabemos cuánto va a durar"
Paula Vázquez, presidenta de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP).


22 nov 2022. 18.00H
SE LEE EN 5 minutos
A las puertas del invierno el virus respiratorio sincitial (VRS), que causa la mayoría de las bronquiolitis en los bebés, vuelve a hacer su habitual acto de presencia, pero esta vez con una mayor persistencia y afectando incluso a los niños de hasta cinco años, provocándoles broncoespasmos. Estos nuevos episodios son originados al cambio del patrón epidemiológico del VRS, provocado por el coronavirus, generando entre los pediatras incertidumbre sobre cuándo se alcanzará el pico de contagios. Por ahora, y tal y como afirma el informe semanal del Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (SiVIRA), la tasa de hospitalización en niños y niñas de entre 0 y 4 años se ha cuadruplicado en un mes.

Este VRS, modificado debido al coronavirus, provoca que los especialistas no puedan predecir cuándo se llegará al pico de casos, tal y como afirma en Redacción Médica Paula Vázquez, presidenta de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP): “Antes se conocía que en cuatro semanas se alcanzaba la cúspide de casos y tras cuatro semanas más bajaba. Ahora no se sabe cuándo va a durar. A su vez, se han aumentado el número de casos, provocando que haya más situaciones graves por proporción. Normalmente cuando sabes a qué atenerte es más fácil colocar los recursos y planes de contingencia. Ahora hay retrasos de atención en las urgencias”.

El principal causante del aumento de casos de bronquiolitis es, en palabras de Vázquez, “el coronavirus. Cuando llegó la pandemia desplazó al resto de virus, debido a que el Covid-19 tenía una predominancia que no dejaba estar al resto. Una vez el coronavirus se ha hecho endémico, convive con el resto de los virus, provocando un cambio en el patrón epidemiológico del VRS. Por ese motivo se identificaron casos de bronquiolitis en verano”.


"El VRS, la influenza y el Covid-19 han provocado la tormenta perfecta"



En la última semana analizada, el SiVIRA indica que las mayores tasas de incidencia de infecciones respiratorias asociadas al VRS en hospitales se ha dado en el grupo de 0 a 4 años, con 79,4 casos por 100.000 habitantes. Se trata, en palabras de la especialista, de  "un 40 por ciento más que durante la prepandemia, afectando en especial a la Comunidad de Madrid y a Catalunya. Todos los años cuando hay una epidemia por este virus se tensiona el sistema sanitario y surge la saturación. Su larga duración ha provocado que el VRS circule junto con otros virus como la influenza y el Covid-19, provocando una tormenta perfecta. La retirada de todas las medidas de protección ha provocado la ausencia de inmunidad tanto propia como de rebaño desde hace dos años, llegando a identificar no solo bronquiolitis, sino también cuadros respiratorios hasta en niños de cuatro años y cinco años, conocidos como broncoespasmos”.

Una futura vacuna frente la bronquiolitis


Un estudio publicado por la revista científica The Lancet defiende la idea de que vacunar a embarazadas o al lactante podría evitar los efectos del microorganismo que causa una buena parte de las bronquiolitis, reduciendo de este modo la carga sanitaria. “Se trata de un anticuerpo que actualmente se pone solo en pacientes de riesgo para prevenir que la bronquiolitis sea más grave. Esta vacuna, que es gammaglobulina, solo tiene una dosis y se podría vacunar a los niños. Prevendría la enfermedad y reduciría mucho toda la carga sanitaria, además de las hospitalizaciones. Esperamos que pronto pueda ser una realidad, ya que en cuanto podamos tener una vacuna y reduzcamos la carga sanitaria, probablemente disminuyamos el problema que hay de camas todos los años, tanto pediátricas como de críticos”, confirma la especialista.

Pese a que la mayor parte de las consejerías de Sanidad del territorio español tienen previsto una serie de refuerzos para aumentar el personal sanitario ante las crisis de bronquiolitis, este cambio sufrido por el VRS ha provocado que, una vez más, falten especialistas. “Es complicado encontrar refuerzos de pediatras o de enfermeras para dos o tres meses de contrato. Debido a ello, este esfuerzo lo acaba supliendo el propio personal del hospital, habilitando espacios en las urgencias pediátricas de observación”, relata Vázquez.


"Las instituciones sanitarias deben ser conscientes de que existe un problema de salud pública que se repite todos los años"



A diferencia del resto de años, la llegada de un modificado VRS ha provocado más casos de bronquiolitis y de broncoespasmos que llegan a ser más duraderos. “Las instituciones sanitarias deben ser conscientes de que existe un problema de salud pública que se repite todos los años y se debe abordar cuanto antes, ya que se trata de la causa que genera más hospitalizaciones en niños”, confirma Vázquez, que desea que el pico y descenso de contagios se alcance pronto.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.