23 de enero de 2018 | Actualizado: Martes a las 14:30
Especialidades > Pediatría

Los pediatras de AP reclaman más formación en Dermatología para sus MIR

Los problemas dermatológicos suponen entre un 5 y un 30 por ciento de sus consultas

Asistentes al VII Curso Práctico de la Aepap.
Los pediatras de AP reclaman más formación en Dermatología para sus MIR
Redacción
Martes, 28 de noviembre de 2017, a las 12:00
Los pediatras de Atención Primaria han denunciado en el VII Curso Práctico Aepap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria) para residentes de Pediatría que la formación que reciben en Dermatología es insuficiente. Han reclamado mejoras en este sentido ya que los problemas dermatológicos suponen entre un 5 y un 30 por ciento de las consultas de Pediatría.

Javier del Boz, dermatólogo pediátrico en el Hospital Costa del Sol en Marbella, ha comentado en concreto que la dermatitis atópica es una enfermedad "muy frecuente, y precisamente por ello no es de extrañar que a veces pueda ser diagnosticada con cierta ligereza. Asimismo, sus manifestaciones clínicas son muy variables, al igual que puede serlo en su intensidad”.

Otro de los asuntos donde los pediatras han dirigido su punto de mira es a la propagación de bacterias resistentes a antibióticos. “El uso de antibióticos y la inducción de resistencias microbianas es un problema global que excede a la práctica médica e incluso al uso humano, porque su utilización en veterinaria, agricultura y ganadería tiene los mismos efectos que éste en cuanto a la aparición, propagación y persistencia de microorganismos resistentes”, han explicado los especialistas.

Por ello, la Aepap ha aprovechado las jornadas para pedir un uso prudente de los antibióticos, maximizando el impacto terapéutico y minimizando la toxicidad y el desarrollo de resistencias.

Los retos de la nutrición infantil

Los pediatras han subrayado la importancia de la lactancia materna, a la que han calificado de estándar oro de la alimentación durante los seis primeros meses por sus ventajas.
Por otro lado, también han advertido sobre los preocupantes resultados del Estudio Alsalma, que analiza la dieta de 1.700 niños menores de 3 años.

A raíz de los resultados del estudio, ha aumentado la preocupación entre los profesionales por los altos niveles de ingesta de energía y proteínas en etapas muy precoces de la vida. “Esto se corresponde con una mayor probabilidad de tener exceso de peso, ya que una alta ingesta de proteína tiene efectos endocrinos, tales como mayores niveles de insulina y de factor de crecimiento similar a la insulina”, según han explicado los pediatras.

Por estas razones, en la actualidad se han modificado las recomendaciones acerca del contenido proteico de las formulas infantiles y también las relacionadas con la alimentación en otras edades, haciendo hincapié en la importancia de los hidratos de carbono complejos de las verduras y de los cereales integrales.