24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:10
Especialidades > Pediatría

La ‘psicosis’ contra el gluten provoca la muerte de un bebé de 7 meses

Le autodiagnosticaron intolerancia al gluten y a la lactosa y decidieron aplicarle una dieta basada en leche de quinoa

La ‘psicosis’ contra el gluten provoca la muerte de un bebé de 7 meses
Nacho Cortés
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 16:50
Una dieta sana y equilibrada es importante a cualquier edad, pero más si cabe en los primeros años de vida, para garantizar el desarrollo correcto. Un bebé de 7 meses perdió la vida por desnutrición con tan solo 4kg de peso, la mitad de lo que recomiendan los médicos a esa edad.

La ciudad de Beveren (Bélgica) acogió ayer el juicio contra los padres de Lucas, que regentaban una tienda de alimentos naturales. Al parecer, los progenitores le autodiagnosticaron al pequeño intolerancia al gluten y a alergia a la lactosa, por eso decidieron aplicarle a su hijo una dieta basada en la leche de quinoa.

¿El resultado? Lucas se quejó de tener hambre días antes de morir, pero ellos hicieron caso omiso y no lo llevaron al médico. Optaron por recurrir a un homeópata y no por un pediatra. La autopsia determinó que el estómago del joven estaba totalmente vacío.

La fiscalía acusó a los padres de la muerte de su hijo por administrarle su propia dieta y alimentarlo equivocadamente. El fiscal defendió que “los padres determinaron su propio diagnóstico de que Lucas era intolerante al gluten y tenía una alergia a la lactosa”. Además, recriminó a los progenitores el haber llevado al fallecido a un médico homeopático al otro lado del país cuando Lucas estaba muriendose de hambre, en lugar de ir al hospital más cercano.

"Nunca llevamos a Lucas a un médico porque no notamos nada inusual", explica el padre de Lucas, Peter. Su madre, Sandrina aseguraba entre lágrimas que “a veces ganaba un poco de peso y otras veces lo perdía. Nunca deseamos la muerte a nuestro hijo". Según la abogada de la defensa, Karine Van Meirvenne: "Lucas tenía un problema alimenticio. Le dieron calambres cuando fue alimentado con leche normal y buscaron otras alternativas. Leche de avena, de arroz, de trigo sarraceno, de sémola y de quinoa. Todos estos productos se venden en su tienda".

La gastroenteróloga infantil Elisabeth De Greef, del Hospital Universitario de Bruselas, apuntó que la alimentación con leche de quinoa y otro tipo de productos similares es absolutamente insuficiente para niños de esa edad. “No contiene las proteínas necesarias, minerales y vitaminas que necesitan los bebés. No se ajustan a los lactantes y, por lo tanto, no son adecuados”, señaló en la vista oral del juicio.

Para el fiscal, "esto equivale a negar intencionalmente los alimentos al bebé". Habrá que esperar hasta el 14 de junio para conocer la resolución final.