18 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 15:30
Especialidades > Pediatría

Bajar un 27% el uso de antibióticos en las UCI de niños no altera su salud

Sí aumenta, en cambio, los días de ingreso en el centro

El uso racional de antibióticos previene la aparición de resistencias en la comunidad.
Bajar un 27% el uso de antibióticos en las UCI de niños no altera su salud
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 15:50
Una reducción del 27 por ciento en el uso de los antibióticos habituales en las unidades de cuidados intensivos (UCI) no altera los resultados de salud de los niños pero, en cambio, alarga su estancia en el hospital hasta restablecerse.

Así lo prueba un estudio que publica The Lancet Infectius Diseases y que replica, en forma de comentario crítico, Evidencias en Pediatría. En el trabajo se utiliza una muestra de 2.052 niños ingresados en la UCI de neonatales de nivel 3 del Hospital Parkland de Dallas (Texas, Estados Unidos).

Para llevarlo a cabo, se volvieron a evaluar en los pacientes pediátricos los tratamientos que se les había prescrito al ser ingresados, en concreto a las 48 horas de comenzarlo. En ese momento, se interrumpieron las administraciones de antimicrobianos. Por otro lado, en el caso de las neumonías y sepsis clínicas con cultivos bacterianos negativos, el tratamiento con antibióticos se interrumpió con un margen de seguridad de cinco días.

Los resultados no dejan lugar a la duda: a menos terapia con antibióticos en recién nacidos, siempre y cuando su indicación no sea imprescindible, se consiguen los mismos resultados terapéuticos. Para ser más precisos, la administración de estos medicamentos disminuyó, en la muestra, de 343,2 a 252,2 días por cada 1.000 pacientes, equivalente a la citada disminución de un 27 por ciento.

Control de las resistencias bacterianas

“No se observó diferencia en los resultados de seguridad entre la intervención y los periodos de referencia, aunque se produjo un significativo aumento de la estancia hospitalaria de siete a ocho días”, matizan dos pediatras españoles, Carlos Ochoa y Andrés de Llano, del Virgen de la Concha de Zamora y del Complejo Asistencial de Palencia, respectivamente, en la reseña que incluye Evidencias de Pediatría, una publicación de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Como conclusión, el trabajo recomienda diseñar este clase de racionamiento de antibióticos en las UCI pediátricas para controlar la proliferación comunitaria de resistencias e incluso disminuir los eventos adversos derivados del uso de antimicrobianos en recién nacidos.