Los Centros de Control de Enfermedades de EEUU piden "atención específica" para evitar el aumento de muertes

Aumento "preocupante" de sífilis congénita en bebés ante el auge de las ETS


27 may 2022. 11.20H
SE LEE EN 4 minutos
Las enfermedades de transmisión sexuales (ETS) están en auge tras la fase más dura de la pandemia del Covid-19 y han alcanzado un máximo histórico. Así lo aseguran los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, según sus siglas en inglés), quienes, además, alertan que una de las consecuencias directas de este ‘boom’ está derivando en un aumento “preocupante” de la sífilis congénita en bebés.

Según asegura en su informe anual sobre enfermedades de transmisión sexual, se necesita “atención específica para combatir el aumento de la sífilis congénita, que ha crecido dramáticamente en los últimos cinco años”. Cabe recordar que la sífilis congénita es una infección severa, incapacitante y con frecuencia potencialmente mortal que se observa en los bebés. La transmisión proviene de la madre del bebé, la cual puede transmitirle la sífilis al feto a través de la placenta.

¿Cuántos son los casos de sífilis congénita en bebés?


Según el centro estadounidense, los últimos datos, que fechan del 2020, son de 149 muertes infantiles por sífilis congénita. “Esto refleja un sorprendente aumento del 210 por ciento desde 2016”, detallan los investigadores, quienes, además, aseguran que la transmisión se ha extendido por todo el territorio americano pasando de estar presente en 24 estados en 2011 a 47 en 2020.

Respecto al número total de casos, el incremento también ha sido exponencial en los últimos cuatro años. Según los datos del CDC, en el 2016 se registraron 641 casos de sífilis congénita; en 2017 ascendieron a 941; en 2018 se alcanzaron los 1323 casos; en 2019 se llegó a los 1.875 casos; y en 2020 se han situado en los 2.148 casos. Esto supone un incremento del 235 por ciento en los últimos cuatro años.

¿Qué está causando la sífilis en los bebés?


Los expertos consideran que este tipo de sífilis es la que “más se pasa por alto” y relacionan su aumento a que las madres no recibieron la atención prenatal ni se les hizo prueba de sífilis.

“Esta tendencia nacional está impulsada por aumentos paralelos en la sífilis primaria y secundaria, es decir, la mayoría de las fases infecciosas, entre mujeres de 15 a 44 años en más del 156 por ciento entre 2016 y 2020”, detalla el informe.

Esta tendencia aún se espera que vaya a más en los próximos años. En ese sentido, los datos preliminares de 2021 que manejan los centros de prevención americanos indican que la sífilis primaria y secundaria junto con la sífilis congénita han continuado aumentando. “Los casos de sífilis congénita en bebés ya superan a los registrados en 2020”, apuntan desde los CDC


Récord de casos de enfermedades de transmisión sexual


Además de la sífilis, el informe de 2020 de los CDC también monitoriza el resto de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). “Incluso frente a una pandemia, se informaron 2,4 millones de casos de ETS”, reza el informe.

Además del aumento de la sífilis, también destaca un incremento de los casos de gonorrea. Estos fueron los que más aumentaron con una subida del 10 por ciento entre 2019 y 2020, frente al 7 por ciento que registró la sífilis. En total, los casos de gonorrea subieron de 616.392 a 766.769 y los de sífilis pasaron de 129.813 en 2019 a 133.945 en 2020. Ambas, son las cifras más altas en la historia de Estados Unidos.

La nota positiva la ponen los casos de clamidia, los cuales disminuyeron un 13 por ciento. Sin embargo, según apuntan los CDC, este descenso puede que no sea real. “Las infecciones por clamidia suelen ser asintomáticas y se identifican mediante pruebas de detección. Por lo tanto, es probable que esta disminución se deba a la reducción de las pruebas de detección de ETS y al diagnóstico insuficiente durante la pandemia, más que a una reducción de las nuevas infecciones”, detallan.

Por último, en cuanto al perfil de paciente, los datos de ETS de 2020  muestran que algunos grupos minoritarios raciales y étnicos junto con los hombres homosexuales y bisexuales continúan experimentando altas tasas de ETS.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.