18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Una nueva ley en cuidados paliativos, alternativa del PP a la eutanasia

La enmienda a la totalidad del PP incluye la creación de un área de capacitación específica en esta materia

Dolors Montserrat y Pablo Casado en el Congreso de los Diputados.
Una nueva ley en cuidados paliativos, alternativa del PP a la eutanasia
mié 17 octubre 2018. 12.30H
I. P. Nova
“Ni en nuestra Constitución ni en el resto de nuestro ordenamiento jurídico existe el derecho a morir”. Con esta frase argumenta el grupo parlamentario del Partido Popular (PP) en el Congreso de los Diputados su enmienda a la totalidad a la ley de la Eutanasia del PSOE. El partido ha registrado la que ha sido la única enmienda a la regulación socialista que, previsiblemente, saldrá adelante con los votos del PSOE, Podemos, PNV, ERC y PDeCAT y en la que se estipula la creación de un "área de capacitación específica en materia de cuidados paliativos".

El texto del PP, al que ha tenido acceso Redacción Médica, propone una regulación alternativa, centrada en los cuidados paliativos como “apuesta y compromiso por una adecuada atención sanitaria y una actuación integral de las administraciones en el proceso natural del final de la vida”. La enmienda a la totalidad ha sido presentada ante la mesa de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados y la firma la diputada Dolors Montserrat.


La diferencia: solo aquellas personas en situación terminal o de agonía


La principal diferencia entre el texto legislativo que propone el PSOE y el que apoya el PP es que los populares apoyan el final de la vida solo en aquellas personas que se encuentran en una situación terminal o de agonía como consecuencia de una enfermedad o accidente.


Los cuidados paliativos se proporcionarán "siempre que sea posible" en el domicilio del paciente


“Se entiende por situación terminal aquella en la que el paciente presenta una enfermedad avanzada, incurable y progresiva, sin posibilidades razonables de respuesta al tratamiento específico, con un pronóstico de la vida limitado a las semanas o meses y en la que puedan concurrir síntomas que requieren una asistencia paliativa específica. Además, dichos cuidados paliativos se proporcionarán "siempre que lo deseen" en el domicilio del paciente "si esta opción no está contraindicada". 

Los profesionales: un área de capacitación específica de cuidados paliativos


En lo que respecta al profesional, el PP argumenta que las autoridades educativas deben garantizar una formación específica suficiente en cuidados paliativos en los grados universitarios de Medicina, Enfermería, Trabajo Social y Psicología y en los Títulos correspondientes a los estudios de Formación Profesional de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería y Técnico en Emergencias Sanitarias o las titulaciones y grados equivalentes que correspondan por razón de la materia.

Además, el texto estipula que el Ministerio de Sanidad cree un área de capacitación específica en materia de cuidados paliativos "para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones".

También en este sentido el PP refiere que las comunidades amplíen la formación continuada específica de los profesionales sanitarios sobre el proceso de morir, la enfermedad terminal y los cuidados paliativos. De esta forma, en el articulado de la disposición adicional segunda se explica que el Ministerio de Sanidad elaborará en coordinación con las CCAA un informe sobre el proceso final de la vida en el Sistema Nacional de Salud (SNS) que se actualizará anualmente. 


La fórmula: sedación paliativa en la agonía


Como ‘formula’ para agilizar el proceso final el texto de los populares concibe la sedación paliativa, “una administración deliberada de fármacos en las dosis y combinaciones requeridas para reducir la conciencia de un paciente con enfermedad avanzada o terminal, tanto como sea preciso para aliviar adecuadamente uno o más síntomas refractarios, con su consentimiento explícito”.


"La sedación en la agonía se aplicará cuando hay sufrimiento y la muerte se prevé muy próxima. El fallecimiento deberá atribuirse a la evolución de la enfermedad y no de la sedación"


Para el PP, la sedación paliativa constituye la “única estrategia eficaz” para mitigar el sufrimiento, ante la presencia de síntomas refractarios intolerables que no responden al esfuerzo terapéutico realizado en un período razonable de tiempo. “Un tipo especial de sedación paliativa es la sedación en la agonía que se aplica cuando hay sufrimiento y la muerte se prevé muy próxima y en la que el fallecimiento debe atribuirse a la consecuencia inexorable de la evolución de la enfermedad y de sus complicaciones, no de la sedación”.


El paciente: autonomía y menores


El texto alternativo que articula la enmienda del PP asegura la autonomía de los pacientes en el proceso final de su vida e incluye la manifestación anticipada de su voluntad mediante el ejercicio del derecho a formular instrucciones previas.

En lo que respecta a los menores de edad, la legislación popular propuesta da derecho a estos ciudadanos a recibir información, ser atendidos y acompañados pero no de tener el consentimiento legal para la "toma de decisiones". "Dará el consentimiento el representante legal del menor después de haber escuchado su opinión", argumenta el texto que también incide en que, en el caso de ser emancipados con 16 años, no necesitarán de dicho consentimiento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.