Aunque son más los partidos que se muestran a favor, por número de diputados la votación se inclina al 'No'

Mayoría absoluta del No en el Congreso a liberar patentes de vacunas Covid
Congreso de los Diputados.


11 abr 2021. 19.10H
SE LEE EN 9 minutos
La reivindicación por que se liberen las patentes de las vacunas Covid está sobre la mesa. Tras más de un año de pandemia, cada vez son más las voces que reclaman obligar a las farmacéuticas a compartir sus patentes con el fin de incrementar el ritmo de suministro de dosis, acabar con los problemas de acceso y poner fin a la crisis sanitaria. El debate también ha aterrizado en el Congreso de los Diputados, donde son más los partidos que se muestran a favor de acabar con el ‘bloqueo’ en la dispensación de fármacos. Sin embargo, por número de diputados, una hipotética votación se inclinaría al 'No' por mayoría absoluta.

Unidas Podemos, Más País-Equo, ERC, EH Bildu y PNV dicen 'Sí' a la liberalización de las licencias de las farmacéuticas, mientras que VOX, PP y PSOE no están de acuerdo con reformar el sistema de patente. No obstante, los tres grupos parlamentarios partidarios del 'No' cuentan con una mayor representación en el Congreso, sumando un total de 260 diputados, por lo que obtendrían más de la mitad de los votos del hemiciclo.

Bruselas se muestra contrario a la liberalización de patentes porque piensa que “no resolverá” el problema actual de acceso a las mismas y prefiere fomentar la colaboración entre compañías farmacéuticas para aumentar la capacidad de producción a escala global. Sin embargo, Unidas Podemos señala que, tanto en la Unión Europea como en la Organización Mundial del Comercio (OMC), existen mecanismos que permiten liberar patentes en situaciones de emergencia como sin duda es la pandemia.

“La UE no contempla esa posibilidad, pero en EEUU se están planteando librar patentes de la vacuna covid porque la base de la investigación utilizada por las empresas para desarrollar las vacunas son una patente pública del gobierno de los EEUU”, explican fuentes del partido a Redacción Médica.

Unidas Podemos señala que la investigación de las vacunas está financiada “mayoritariamente con dinero público” y que la industria farmacéutica “no ha corrido ningún riesgo”, ya que el dinero es público y las compras son anticipadas. “Creemos que la inversión pública debe reflejarse en un beneficio social y las vacunas deberían ser consideradas no un bien de consumo sino un servicio público que salva vidas”, añaden.

"Las patentes no se pueden convertir en un obstáculo de vacunación Covid"


La formación morada critica que, para las empresas farmacéuticas, la pandemia es “el gran negocio”. “Nosotros apoyamos las negociaciones, pero el objetivo principal es salvar vidas y acabar con la pandemia, no el beneficio a toda costa de las empresas farmacéuticas, que ya han ganado mucho dinero sin arriesgar nada”, concluyen.

Al igual que Unidas Podemos, Más País también se muestra partidario de liberar temporalmente las licencias.  Íñigo Errejón ha defendido que, ante una emergencia sanitaria, las patentes no se pueden convertir en un obstáculo en el proceso de vacunación. “Es urgente que el Gobierno lidere esta posición para que más empresas y fábricas puedan producir vacunas y haya mayor abastecimiento y vacunación”, insiste el diputado.

Más País y Equo afirman en una PNL que han registrado esta semana que "el acceso global, justo y equitativo no puede quedar supeditado a la expotación en régimen monopolístico por medio de las patentes, por parte de las empresas que realizan la parte final de la cadena de I + D". En su argumentario, defienden que no son pocos los países y organizaciones que apoyan "esta necesaria transformación en la política de investigación, fabricación y comercialización de las patentes relacionadas con la lucha contra la Covid-19".

En este sentido, el grupo parlamentario plural subraya que más de 200 eurodiputados han reclamado "que la UE defienda los derechos de las personas frente a las farmacéuticas y permita la exención de determinadas obligaciones recogidas en los Acuerdos sobre los ASpectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio".

Por ello, insta al Gobierno a apoyar el levantamiento temporal de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el desarrollo de tecnología para producir vacunas, diagnósticos y terapias frente al Covid-19; apoyar mecanismos para que la inversión europea en I+D  destinadas al desarrollo de vacunas Covid repercuta en un acceso global mediante la búsqueda de licencias no exclusivas con fabricantes de terceros países; y facilitar que las innovaciones desarrolladas gracias a financiación pública sean tratadas como bienes públicos globales con licencias no exclusivas o mediante la no ejecución de patentes en terceros países.

Por su parte, desde ERC se muestran a favor de la propiedad intelectual y de los derechos derivados de la investigación científica. Sin embargo, matizan que, “en momentos excepcionales, medidas excepcionales”. “Esta es una pandemia mundial y solo la podemos afrontar desde la solidaridad y la fraternidad entre sectores, territorios y ciudadanos”, reivindican.

El grupo parlamentario defiende que la liberación de licencias puede ayudar a garantizar la producción y el suministro partes. “Los costes de investigación tienen que cubrir, pero no podemos avalar el enriquecimiento ilimitado mientras la gente se muere por no tener acceso a las vacunas”, concluyen, asegurando que, en emergencia sanitaria, “todo lo que sean barreras e impedimentos se debe quitar”.

EH Bildu apuesta abiertamente por la liberalización de patentes. Dirigentes de la formación soberanista señalan a Redacción Médica que fueron ellos los primeros en proponerlo en las Cortes Generales, donde también abogaron por “nacionalizar las farmacéuticas que especulen” con las dosis. “Duele ver como algo tan importante queda empañado por las malas prácticas de gobiernos y farmacéuticas que priorizan el beneficio empresarial”, denunció la diputada Mertxe Aizpurua.

También el PNV está “a favor de la liberación” de patentes de las vacunas covid. Fuentes de la formación nacionalista subrayan que su europarlamentaria Izaskun Bilbao ya se ha posicionado al respecto en Bruselas, donde el debate se encuentra abierto. Tampoco desde JxCat pondrían trabas a la liberalización de patentes de la vacuna Covid. “Decimos sí a todo lo que comporte acelerar el ritmo de vacunación”, se limitan a señalar desde la formación catalana.


“España no es partidaria de reformar el sistema de patentes”


El PSOE se remite a las palabras de la ministra de Sanidad, Carolina Darias. La titular de la cartera de Sanidad mostró rotundamente la posición del partido a este respecto, ante las demandas de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso. Darias subrayó que el Gobierno de España respalda la postura mantenida por la Comisión Europea y el sistema de contratos establecido para la adquisición de vacunas frente al Covid-19. “España no es partidaria de reformar el sistema de patentes”, matizó entonces la ministra.

El partido que lidera Santiago Abascal es uno de los más firmemente se oponen a la liberación de vacunas. Espinosa de los Monteros apeló a la figura del cantante C. Tangana para ilustrar su posición al respecto. El portavoz del grupo de Vox en el Congreso de los Diputados afirmó que, si se le arrebataran sus derechos como artista y se regalara su música, esta “se esparciría mucho más deprisa”, si bien sería “imposible que sacase un nuevo disco” porque no le proporcionaría beneficio.

Más comedido, pero también en contra, el Partido Popular considera que no es el momento de entrar en el debate de la liberalización de vacunas, sino de actuar con transparencia. En este sentido, inciden en la necesidad de que se cumplan los acuerdos firmados con las compañías farmacéuticas para que la distribución entre los países sea fluida.


Colaboración público-privada


Desde Ciudadanos apuestan por la colaboración público-privada como estrategia para el avance de la sociedad y consideran que la pandemia ha demostrado que la colaboración entre el sector público y las empresas privadas "es más necesaria que nunca". "Necesitamos unidad, en esta batalla, que es de todos, no sobra nadie. Gracias a esta colaboración, hoy tenemos varias vacunas salvando millones de vidas en el mundo", argumentan.

Asimismo, desde la formación naranja rechazan que este debate se centre en motivos ideológicos y exigen que "se aborde con seriedad y rigor".El partido de Inés Arrimadas señala que el interés de la humanidad es que se vacune al mayor número de personas en el menor tiempo posible y con las mayores garantías posibles. En este sentido, destacan que tanto la industria farmacéutica como el sector público "podrán llegar a acuerdos que agilicen el proceso de vacunación en todo el mundo".

Además, Ciudadados concluye recalcando que, a la hora de abordar este debate, "no se debe olvidar la necesidad de que la vacunación llegue a los países más vulnerables, los que cuentan con sistemas sanitarios más precarios".

En UPN consideran que, cuando hay financiación pública para una patente, se debe negociar el uso público de esa patente. En el caso de la vacuna para la Covid-19, el diputado Sergio Sayas apunta que se debería "buscar una fórmula de pago de una cantidad a la farmacéutica", pero con una liberalización de la patente.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.