10 dic 2018 | Actualizado: 09:10

España descarta que la epidemia de gripe de 2015 empeorara la mortalidad

El Gobierno destaca que en 2016 volvió a aumentar la esperanza de vida de la población

Jesús María Fernandez, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad.
España descarta que la epidemia de gripe de 2015 empeorara la mortalidad
lun 13 agosto 2018. 13.10H
Redacción
La salud de la población española ha continuado con su mejora. Esta es la respuesta del Gobierno de España a la pregunta realizada en el Congreso por el Grupo Socialista en referencia al Informe Indicadores de Salud 2017. Aunque señalan un aumento puntual de la mortalidad por las principales enfermedades crónicas, relacionado con la epidemia de gripe de 2015, esto “no puede considerarse un empeoramiento”, explican.

En este sentido, desde el Gobierno señalan que este aumento de la mortalidad del año 2015 “se trata de un fenómeno puntual que se observa algunos años y su origen se encuentra en la elevada letalidad de la epidemia de gripes en invierno, así como la elevada mortalidad de la onda de calor en verano producida entre los años 2014 y 2015”.

En concreto, el incremento de número de defunciones en 2015 se debió a dos fenómenos. En primer lugar, al retraso de la epidemia de la gripe en la temporada 2014-2015, ya que esta se produjo en los meses de diciembre a marzo. Por otro lado, el virus de la gripe  de esta temporada fue el virus A, cuya característica principal es una mayor letalidad que otros subtipos.

Aumento del 20 por ciento de defunciones en 2015


En España, el número de defunciones en enero y febrero de 2015 fue un 20 por ciento superior a las producidas en esos meses en 2014. En la mayoría de los países de la UE también se observó un importante incremento en las defunciones en los meses de enero y febrero de 2015, con respecto a las defunciones de 2014 en ese mismo periodo.

Como consecuencia, en el conjunto de la UE la tasa de mortalidad en 2015 aumentó con respecto a la observada en 2014. En España, el aumento fue del 3,2 por ciento, mientras que en países como Austria, Alemania o Reino Unido el aumento fue superior (entre el 3,3 y el 3,7 por ciento).

El empeoramiento de un indicador de salud precisa una tendencia sostenida y este no es el caso, puesto que en el año 2016 volvió a descender la mortalidad con respecto a 2015 y a aumentar la esperanza de vida. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la esperanza de vida al nacer en España descendió de 82,92 años en 2014 a 82,70 años en 2015, pero en 2016 aumentó a 83,11 años.

El cáncer de pulmón en mujeres


De los indicadores analizados en este informe, tan solo la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres continuó su tendencia ascendente, consecuencia de la incorporación de la mujer al consumo de tabaco. Esta es la única causa de muerte analizada donde la tasa de mortalidad mostró un incremento continuo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.