20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Política Sanitaria > Parlamentarios

El PSOE quiere mejorar el reconocimiento de los técnicos sanitarios

El grupo socialista ha registrado una PNL para elaborar un plan de reordenación de las titulaciones

El portavoz de Sanidad del grupo socialista, Jesús Mª Fernández.
El PSOE quiere mejorar el reconocimiento de los técnicos sanitarios
Redacción
Jueves, 15 de junio de 2017, a las 21:20
El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley para mejorar la formación y el reconocimiento académico y profesional de los técnicos superiores sanitarios. La iniciativa –firmada por el portavoz de Sanidad, Jesús Mª Fernández, y el portavoz de Universidades, Ignacio Urquizu-, insta al Gobierno a “impulsar un diálogo con los sindicatos y las asociaciones de Técnicos Superiores Sanitarios con el fin de atender las demandas de reconocimiento académico y profesional de estos profesionales”.

La proposición no de ley contempla la elaboración de un plan de reordenación de las actuales titulaciones de TSS orientadas a las nuevas necesidades tecnológicas requeridas por el Sistema Nacional de Salud, a la mejora de la formación de estos TSS, a su reconocimiento académico más apropiado y al mutuo reconocimiento en el espacio europeo, tomando en consideración la práctica de la mayoría de los países del espacio educativo europeo.

Los socialistas consideran que, por existir ya una clara armonización europea, es prioritaria la unificación de las especialidades de laboratorio clínico y anatomía patológica, por una parte, y de radiodiagnóstico y radioterapia, por otra, homologando su formación a los estándares europeos.

Se propone también incluir en el citado plan de reordenación los procedimientos y requerimientos que permitan a los actuales TSS su recalificación académica de acuerdo a los nuevos programas y titulaciones.

Finalmente, el PSOE señala la necesidad de recabar de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud una posición respecto de la adecuación de titulaciones y planes de estudio de estos profesionales, así como de su adaptación a la realidad tecnológica actual y futura de las instituciones sanitarias.