La Cámara tumba la enmienda del PP aunque señala defectos de forma en la nueva reforma de jubilaciones del Gobierno

El Congreso duda de la sostenibilidad de las 'nuevas' pensiones médicas
José Luis Escrivá y Tomás Cabezón


30 sep 2021. 14.50H
SE LEE EN 4 minutos
El debate de las pensiones continúa en el Congreso de los Diputados. Este jueves, la Ley de garantía del poder adquisitivo aprobada por el Consejo de Ministros el pasado mes de julio encontraba su primer escollo en su tramitación parlamentaria con la enmienda a la totalidad presentada por el Partido Popular

Una oposición que finalmente no encontraba sustento entre el resto de grupos parlamentarios, con sus propias propuestas de cambio frente a la reforma gubernamental pero en contra de la bala lanzada por los populares. La enmienda de evolución ha sido por ello rechazada tras conseguir 143 votos a favor y 194 en contra, más once abstenciones. 

La primera parte del debate se convertía en un intercambio de "dimes y diretes" entre el portavoz del grupo popular, Tomás Cabezón y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá con el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional como protagonista. 

Desde la tribuna, los populares exigían al departamento esclarecer en la norma este nuevo concepto que sustituirá al actual factor de sostenibilidad que contempla la reforma anterior de 2013. Algo que también reclamaban el resto de partidos de la Cámara Baja al tratarse de una "ley incompleta", presentada por "fascículos" y que omite los detalles de una de sus medidas "estrella" para garantizar la perdurabilidad del sistema.

"Nos ha presentado un texto a medio terminar que carece que la parte nuclear como es hablar de la sostenibilidad de las pensiones", afeaba la portavoz de Ciudadanos, María Muñoz, temerosa de que dicho factor entre a formar parte de la ley, por "la puerta de atrás", por ejemplo "vía enmienda", lo cual considera "una falta de respeto". "No nos parece procedente que las medidas vengan directmaente desde un pacto social sino que es el parlamento el que debe ser protagnista de la vertebración", apuntaba desde el Grupo Vasco en esta dirección. 

Aumento de la pensión mínima 



Escrivá, escudado en el consenso adquirido con los agentes sociales, defendía a ultranza esta nueva herramienta "contingente" como solución al "recorte del 20 por ciento" del poder adquisitivo que supondría para los jóvenes mantener el sistema actual. "Usted lo llama escudo social pero los españoles sabemos que son pensiones más bajas", atacaba Cabezón desde la tribuna, en consonancia con los temores ya expresados por el Sindicato Médico Andaluz acerca de los recortes que podría suponer para la pensión médica dicho cambio. 

Sin embargo, partidos como Unidas Podemos, ERC o Más País, ven prioritario atender a otras cuestiones vertebrales como la "precariedad laboral" o "garantizar un empleo de calidad" para los jóvenes y los llamados baby boomers, que permita la consecuención "de unas pensiones dignas" ,dado que 2 de cada 3 "se están empezando a jubilar". "El sistema de pensiones tiene problemas de ingresos, no de gastos", esgrimía el portavoz de Más País, Íñigo Errejón. 

Tras la polémica generada por sus declaraciones sobre aumentar la edad de jubilación a los 75 años, el ministro, papel en mano, reiteraba su postura asegurando que "España no necesita cambiar su edad de jubilación" pero sí " alargar las carreras laborales solo de aquellos que quieran seguir trabajando y no de los que, por condiciones laborales o personales no puedan seguir haciéndolo".

El responsable ministerial retomaba el tema de los incentivos a la demora, "poco conocidos y mucho menos usados", y la revisión del acceso la jubilación anticipada en colectivos con especiales condiciones de penosidad, sin aclarar, eso sí, el caso concreto de los profesionales sanitarios. 

Desde la formación popular consideran que la reforma "empeora y endeuda a la Seguridad Social" y colocará "a nuestro país en niveles de deuda pública inasumibles", aludiendo a las previsiones emitidas por la Airef, organismo liderado anteriormente por el propio ministro que este jueves se encontraba en la tribuna. 

Otra de las demandas más repetidas en la Cámara de cara a la nueva ley ha sido el aumento de la pensión mínima no contributiva. Esta será, de hecho, uno de las medidas clave que tratará de incluir en la redacción de los Presupuestos Generales de 2022 Unidas Podemos, quien se declaraba inamovible en cuanto a los límites establecidos para aumentar la edad de jubilación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.