Los facultativos cobrarán menos retribución si se prejubilan 2 años antes

El Plan Escrivá recorta la pensión médica entre 500 y 600 euros al mes
José Luis Escrivá y Vicente Matas


25 ago 2021. 19.30H
SE LEE EN 5 minutos
¿Cuál será el momento ideal para jubilarse una vez entre en vigor la reforma de las pensiones? Es la pregunta que continúan haciéndose muchos médicos una vez aprobado en Consejo de Ministros el primer bloque de medidas de este Proyecto de Ley que, a día de hoy, genera más dudas que certezas entre la profesión. 

Y es que el colectivo teme salir perjudicado en cualquiera de los casos, augura Vicente Matas, coordinador del Sindicato Médico Andaluz. Por un lado, si deciden prejubilarse a partir de 2024, periodo en el que comenzará a aplicarse la norma, aquellos facultativos que cobren la pensión máxima sufrirán un recorte en su retribución mensual cercana a los 600 euros - en 14 pagas- si se prejubilan 2 años antes, de acuerdo con los requisitos de la nueva ley. A esta rebaja habrá que sumar la diferencia que supondrá calcular los coeficientes sobre la cuantía de la pensión y no sobre la base reguladora de la misma, como hasta ahora.

Según los nuevos criterios, aquellos que decidan retirarse 24 meses antes de lo previsto, verán aumentado su coeficiente del 16 al 21 por ciento dentro "de un periodo transitorio". Sin embargo, si lo hacen entre 4 y 22 meses antes, este coeficiente mejorará. Por ejemplo, al médico que se prejubile un año y medio antes se le aplicará una reducción del 12 al 8,80 por ciento en su coeficiente. Si el retiro se produce un año antes, el coeficiente aplicado disminuirá del 8 al 5,50 por ciento mientras que si es a los seis meses se mantendrá en el 4 por ciento. 

En cuanto a ampliar los años de actividad, el colectivo no ve beneficios adicionales en la reforma, más allá de la limitación de la jubilación forzosa. En la actualidad ya se aplica el incentivo del 4 por ciento anual que plantea la norma "como novedad", asegura Matas. El facultativo pide, no obstante, que se tenga en cuenta que sean "de años completos trabajados".  

Por contra, elegir la segunda opción, como es el pago único de 12.000 euros, supone, en su opinión, un "auténtico engaño para los médicos", al cobrar únicamente "una cuarta parte" en comparación con el porcentaje anual. "Con la esperanza de vida que hay en la jubilación sería una pérdida tremenda", asegura, ya que no solo se alcanzaría esa cantidad en pocos años, sino que además se vería recortada en un "40-45 por ciento" por parte de Hacienda. Se ofrecerá además la opción de combinar ambos incentivos, aunque de momento todavía no se ha acordado cómo llevarlo a cabo. 

Temporalidad y guardias lastran cotizaciones largas 


En ambos casos, tanto en la jubilación anticipada como en la demorada, el Gobierno promete premiar a las carreras de cotización más largas, algo a lo que tampoco podrán acogerse los médicos del SNS, ya que la mayoría se incorpora más tarde al mercado laboral y ha sufrido los efectos de la temporalidad con "200 horas trabajadas en un mes y 10 días cotizados". "Las carreras de los médicos que se jubilan ahora son relativamente cortas, a pesar de haber trabajado muchísimos años con las guardias", puntualiza el portavoz, convencido de que todo ello podría solucionarse al declarar a los médicos profesión de riesgo y permitir su jubilación con 30 años cotizados. 

A ello se suma otro aspecto como es el aumento de la esperanza de vida y al que pretende dar respuesta el Ministerio de Inclusión con la creación del coeficiente de equidad intergeneracional a partir de 2027. "La pensión que les correspondería cobrar hace 30 años con una media de esperanza de vida de 17, se dividirá entre la edad actual, cercana a los 21", lo que podría suponer, según los cálculos provisionales de Matas, una reducción de entre el 15 y el 20 por ciento en las pensiones, aunque todavía no hay ninguna cifra en firme.

En "manos del Gobierno", un médico que dentro de 6 años tenga previsto jubilarse a la edad que le corresponde podría ver reducida su pensión en una horquilla de entre 405 y 520 euros mensuales sobre 14 pagas. Por tanto, si se quiere cobrar la pensión íntegra cotizada, "ya de por sí recortada", los facultativos del SNS, "tendrán que estar trabajando unos años más". 

Aunque con más desventajas que beneficios, lo que sí evitará la nueva ley, reconocen, es una "desbandada" de médicos en edad de jubilarse y prejubilarse y por tanto "un desastre en el sistema", aquejado de "falta de profesionales". Lo que sí auguran es un aumento de jubilaciones antes de 2027 para evitar recortes adicionales. "La decisión tendrán que tomarla una vez se sepa lo que va a pasar con las pensiones y cómo va a ser esa fórmula de recorte", matiza Matas. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.