Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20
Política Sanitaria > Parlamentarios

Debut de Montserrat en el Senado: "La universalidad era un mito hasta 2012"

La ministra hace una defensa de las políticas del PP en materia sanitaria

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad.
Debut de Montserrat en el Senado: "La universalidad era un mito hasta 2012"
Carlos Corominas
Martes, 22 de noviembre de 2016, a las 20:20
El primer cara a cara de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, con la oposición en el Senado ha tenido como protagonista el concepto de universalidad. En una interpelación durante la sesión de control al Gobierno, José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado, ha dicho que “la universalidad estaba garantizada y en 2012 se cambia el concepto y se excluye a los inmigrantes”.
 
Ante esta acusación, Montserrat ha afirmado: “La universalidad era un mito hasta 2012”. La nueva ministra ha señalado que el Real Decreto 16/2012 “ha devuelto el derecho a la asistencia sanitaria a parados de larga duración” y ha criticado que “arquitectos y abogados” también habían perdido la asistencia.
 
Olmos ha centrado el resto de su intervención en repasar “los problemas de la sanidad que tienen que ver con decisiones del gobierno anterior”. No obstante, Martínez Olmos ha dicho tener “la mano tendida” y estar dispuesto a “hacer una oposición constructiva”, algo que ha agradecido la ministra. 
 
Ha continuado con una crítica a los copagos y la eliminación del Fondo de Cohesión y ha aludido a la necesidad de combatir la “insuficiente financiación que se ha agravado con los recortes de su Gobierno”. También ha cargado contra el PP por “generar un conflicto con los profesionales de Enfermería” por la aprobación del Real Decreto de prescripción enfermera. 

La ministra ha contraatacado diciendo que “el sistema de salud de 2016 es mejor que el de 2011”. Se ha referido a la herencia recibida que acarreaba “una rebaja del presupuesto del 8,2 por ciento” y que suponía tener “una política social hipotecada”. Para justificar la mejora mencionada, Montserrat ha enumerado una serie de actuaciones del Gobierno del PP: “calendario vacunal, registro de enfermedades raras, reformulación del copago en farmacia, así como la troncalidad”.
 
Primera pregunta, sobre violencia de género
 
Antes de la interpelación de Martínez Olmos, Montserrat ha respondido a dos preguntas de senadoras socialistas. Su primera intervención ha sido para contestar a la senadora del PSOE, Laura Berja, sobre los compromisos presupuestarios del Gobierno en la lucha contra la violencia de género. “Este Gobierno tiene la voluntad de mantener el esfuerzo de los últimos años”, ha apuntado y ha tirado de ironía para interpelar al PSOE: “¿Está el partido socialista comprometido con los presupuestos para continuar con la lucha contra la violencia de género”.
 
Ante esto, la senadora socialista ha insistido en preguntar si “piensa revertir el recorte del 17 por ciento en el presupuesto de 2017”. A esta pregunta la ministra ha respondido que “Antonio Hernando ya dijo que no a los presupuestos, sin haberlos visto y sin saber qué había destinado  a la violencia de género”.  
 
Dependencia
 
La ministra ha respondido a la pregunta de la senadora socialista, María Luisa Carcedo, sobre posibles modificaciones en el sistema de dependencia. Montserrat ha afirmado que la voluntad del Gobierno es “afianzarlo con el máximo consenso”.
 
En su segunda intervención, Carcedo ha criticado un recorte de 2.300 millones de euros y la “deslealtad” con las comunidades autónomas que “aportan casi el 82 por ciento mientras el Estado aporta el 18 por ciento”, cuando en la ley original se marcaba que este gasto se compartiría al 50 por ciento. También ha apuntado que “no es cierto que se reduzca la lista de espera porque hay 120.000 grandes dependientes sin atender y 100.000 han fallecido sin atención”.
 
“La ley nació sin memoria económica en la época de Zapatero y se mantiene gracias al PP”, ha respondido Montserrat. Y ha apuntado que ahora “hay más pacientes tratados”, además de haber llegado a “17 acuerdos con las comunidades autónomas y mantener la cartera de servicios”. Ha insistido en la necesidad de que el PSOE apoye los presupuestos para incrementar la partida en dependencia.