El Senado rechaza hacer PCR en farmacias con los argumentos de Enfermería

Pese a los votos a favor de Ciudadanos y el Partido Popular, el PSOE vota en contra de esta moción en la Cámara Alta

Imagen de la mesa de la Comisión de Sanidad este martes.
El Senado rechaza hacer PCR en farmacias con los argumentos de Enfermería
mar 24 noviembre 2020. 14.40H
I. P. Nova
La Comisión de Sanidad y Consumo del Senado de España ha rechazado, este martes 24 de noviembre, una moción que instaba al Gobierno de España a permitir que los profesionales de farmacia comunitaria puedan realizar cribados, incluidos los test PCR, y labores de rastreo de contagios de coronavirus Covid-19. Así lo han decidido la Cámara Alta por 12 votos a favor frente a 16 en contra y 1 abstención.

La moción rechazada ha sido presentada por el grupo parlamentario Ciudadanos que ha argumentado que, “igual que se realizan test de embarazo”, las farmacias pueden hacer test del coronavirus, incluidos PCR, “en colaboración con la Atención Primaria”. Miguel Sánchez López, portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad y Consumo, ha sido la 'voz' de esta iniciativa a la que se ha presentado una enmienda desde el Partido Popular que, aunque ha sido rechazada, ha contado con el voto favorable de los de Pablo Casado.

DIRECTO | Accede aquí a la última hora sobre el coronavirus Covid-19

El portavoz del PP y farmacéutico, Francisco José Fernández Pérez, ha presentado dicha propuesta de modificación por la que se insta al Gobierno a iniciar la negociación “entre las profesiones sanitarias” para que, mientras dure la pandemia del coronavirus, se activen “todos los profesionales sanitarios” que puedan realizar tanto PCR como test de antígenos. Una enmienda que ha sido rechazada por Ciudadanos por ser de modificación y no de adicción, pero que, aun así, no ha cambiado la dirección favorable del voto popular.


Nerea Ahedo ha puesto sobre la mesa la necesidad de que, para hacer test de detección de coronavirus, los farmacéuticos "necesiten una acreditación"


El hecho de que se hagan PCR en las farmacias, y no se hable de test de antígenos como sí se ha concretado en otras normativas, ha supuesto el gran escollo para esta moción. Por ejemplo, el senador de Compromis, Carles Mulet García, ha recordado la negativa interpuesta por organismos como el Consejo General de Enfermería (CGE) sobre esta práctica. “Sería mas positivo plantear que las farmacias puedan integrarse como puntos de vacunación contra la gripe, que hablar de hacer PCR que creemos que no tiene las suficientes garantías”, ha puntualizado.

Del mismo modo, Nerea Ahedo Ceza, portavoz de EAJ-PNV, ha puesto sobre la mesa la necesidad de que estos profesionales de las boticas necesiten una acreditación "o algo similar". “Nos produce duda que colectivos como la Enfermería estén incluso hablando de intrusismo”, ha remarcado la senadora quién, además, ha incidido que, para que los farmacéuticos hagan test PCR, hace falta una gran coordinación entre comunidades autónomas y oficinas de farmacia “y no con el Gobierno que es a quién se dirige la moción”. “En nuestro caso, por ejemplo, no necesitamos a los farmacéuticos porque tenemos suficiente capacidad de rastreo”, ha puntualizado sobre el servicio de salud del País Vasco.

Con todo ello, el PSOE ha anunciado su voto en contra de la moción argumentando su rechazo en las condiciones de "seguridad para la salud" que tiene hacer test de antígenos o PCR o labores de rastreo en las farmacias. "No debemos olvidar que España tiene unos centros de salud con profesionales formados en sus tareas y que cuentan con espacios compartimentados Covid y no-Covid y materiales de protección adecuados y seguros para sus profesionales. Aspectos sobre los que, colegios y sociedades científicas médicas y enfermeras, han advertido que no se cumplen en las farmacias", ha defendido Manuel Escarda, portavoz de los socialistas y, correspondientemente, del partido del Gobierno.


Limitación del esfuerzo terapéutico en UCI


Con el contexto de la pandemia del coronavirus Covid-19, el médico intensivista y portavoz de Geroa Bai en el Senado, Koldo Martínez, ha defendido una moción para que el Gobierno de España especifique los principios y valores con los que se debe realizar la atención sanitaria a los pacientes de coronavirus Covid-19 en España. Una moción que adelantó Redacción Médica y por la que pretenden que el Gobierno exprese los principios con los que se puede realizar la limitación de esfuerzo terapéutico en UCI durante la pandemia de Covid-19 con un contenido altamente bioético. Con su aprobación, el Senado insta al Gobierno a marcar criterios éticos que respalden a los sanitarios en las decisiones de triaje.


El senador de Geroa Bai ha defendido blindar las actuaciones de los sanitarios a la hora de decidir limitar el esfuerzo terapéutico en las UCIS por el Covid-19 


Ha sido la redacción del texto por parte de Geroa Bai lo que ha traído más ‘de cabeza’ a los parlamentarios. El PP ha acusado a Geroa Bai de ser “demasiado filosófico” mientras que el PSOE le tildaba de no tener “vinculación entre lo argumentado y lo que solicitan”. Así, Koldo Martínez ha rechazado ambas enmiendas aunque ha asegurado que si “tanto el PP como el PSOE” lo presentaran como mociones “lo votaría encantado”. Con todo, la propuesta se ha aprobado con 17 votos a favor, uno en contra y 17 abstenciones.

En la defensa de su moción, el médico navarro ha reclamado la necesidad de priorizar la atención en situaciones extremas "como la que estamos viviendo con la pandemia". "Los profesionales sanitarios toman decisiones trágicas que afectan a la vida de las personas y eso provoca una angustia moral que va más allá de la entrega profesional. De ahí que sea necesario que el Gobierno dé un paso al frente y establezca unos criterios que aseguren que las decisiones que toman las y los profesionales cuentan con apoyo y no se verán sometidas a procesos judiciales” ha señalado Koldo Martínez, proponente de la proposición no de ley", ha afirmado en una PNL que la Cámara Alta ha aprobado con el voto en contra de Vox y la abstención del PP y el voto a favor del resto de grupos.

Además, el pleno también ha rechazado la moción del grupo parlamentario popular para actualizar y desarrollar el marco normativo para los servicios de salud digitales. Rubén Moreno, exsecretario general de Sanidad y portavoz del PP en el Senado, ha defendido esta moción que, en coordinación con las comunidades autónomas, pretende actualizar el marco normativo para los servicios de información digitales. A esta moción, el PSOE ha presentado una enmienda de modificación por la que se pedía elaborar una estrategia de salud digital que garantice “la protección de datos de los pacientes”. Moción que ha terminado rechazándose y por la que el total de la iniciativa ha sido rechazada con solo 12 votos a favor.

Pese a que algunos grupos se han posicionado en contra de la moción por invadir las competencias de las comunidades autónomas, todos han apoyado la necesidad de digitalizar la sanidad pública. Una de las quejas más reiteradas es que, al estar hablándose de un “plan nacional”, los grupo han avisado que esto “no suele tener efecto”. Declaración a la que ha dado la razón Moreno en su defensa. “Por eso pido inversión constante y pública, para asegurar que se cumpla el plan. Normalmente, los planes nacionales no se ejecutan por falta de financiación”, ha apuntado.


Nueva naturaleza jurídica de la Escuela de Salud Pública


En otro orden de cosas, el PSOE ha presentado una moción para la defensa de la Escuela Andaluza de Salud Pública, con sede en Granada, tras acusar al PP de, en el pleno de Andalucía, querer “eliminarla”. El socialista Alejandro José Zubedia, quien ha presentado la moción, ha instado a la Cámara Alta a “mantener su identidad y su sede en la ciudad de Granada” así como su organización interna. La moción ha sido presentada después de que el Gobierno de Andalucía quiera modificar la naturaleza jurídica de dicha Escuela de Salud Pública, que ahora mismo es una sociedad mercantil (una SA, sociedad anónima) para poner en marcha un Instituto Andaluz de Salud Pública que integre la Escuela de Salud Pública andaluza.


El Senado ha aprobado la actualización y redacción de una nueva Estrategia en Salud Cardiovascular del SNS


Tanto el PP como Vox (quienes forman gobierno en la Junta de Andalucía) han tomado la moción como un ataque a su gestión y han defendido que se debe presentar en los organismos autonómicos y no en el Senado. “Hoy nace una nueva técnica de ingeniería legislativa pues no entendemos cómo encaja esta moción en la organización del Senado; pues es competencia exclusiva de la Junta de Andalucía”, ha acusado el portavoz del PP, Bienvenido de Arriba Sánchez, quién ha asegurado que transformar de sociedad mercantil a una sociedad pública da “seguridad en la protección a la salud de todos los andaluces”.

De otro lado, el Senado también ha debatido una moción asociada a Consumo como la del Partido Popular vinculada a la eliminación de las numeraciones 902 y 901 en los servicios de atención al cliente y que “sean sustituidas por teléfonos gratuitos o por líneas convencionales con prefijos geográficos, sin prejuicio para los consumidores y usuarios. Dicha medida, que corresponde a una transposición de una ley europea ha sido aprobada y, además, el PSOE se ha comprometido a llevarla a cabo “en esta legislatura”. 

Para terminar, la Cámara Alta ha aprobado la moción del grupo parlamentario socialista para que el Gobierno ponga en marcha una actualización de la Estrategia en Salud Cardiovascular del Sistema Nacional de Salud (ESCAV) con el objetivo de un abordaje "eficiente de la enfermedad cardíaca estructural" para mejorar la vida de las personas mayores, reduciendo su vulnerabilidad y previniendo el deterioro funcional. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.