El conseller de Salut afirma que el centro nacional de terapias es un "gran instrumento que desarrollar en Cataluña"

Balcells, sobre el centro nacional-catalán de CAR-T: "Ni permiso ni perdón"
El conseller de Salut de la Generalitat de Cataluña, Manel Balcells.


17 nov 2022. 13.40H
SE LEE EN 8 minutos
El conseller de Salut, Manel Balcells, se estrena en la Comissió de Salut lanzando un órdago al resto de administraciones sanitarias. "No pediremos permiso ni pediremos perdón por aprovechar nuestras capacidades", ha asegurado en relación a la creación del Centre Nacional de Teràpies Avançades (CNAT), un "gran instrumento que desarrollar en nuestro país".

"Cataluña tiene el 60 por ciento de las capacidades de terapias avanzadas de todo el Estado", ha afirmado. El CNAT es un proyecto de investigación e innovación anunciado por Balcells, aunque el anterior equipo del Departament liderado por Josep Maria Argimon ya estaba trabajando en él, que se encuentra en el marco del Hub de terapias avanzadas y medicina personalizada, con una financiación de 60 millones de euros en tres años.

"Queremos aplicar los avances de una forma más sistémica a nuestros pacientes, más allá de los ensayos clínicos, con las capacidades de nuestros hospitales, centros de investigación, tejido productivo y de investigación", ha apuntado. En ese sentido, las competencias para aprobar las terapias innovadoras continúan siendo de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), con unos plazos "interminables y excesivos, sobre los cuales no podemos hacer nada y nos afecta". Balcells remarca que "necesitamos más soberanía y más competencias, las hemos reclamado y reclamaremos".

Planificación de plantillas


El conseller de Salut ha reiterado su intención de reclamar más competencias y más soberanía, también en las competencias para planificar las necesidades de las plantillas de profesionales sanitarios, "donde tenemos grandes problemas". "No es tanto tener muchos médicos, si no cuáles tenemos y de qué especialidades faltan", ha señalado.

Sobre las plazas MIR, Balcells ha agregado que "no tenemos las competencias y nuestra función como Govern es reclamarlas. Me gustaría tener todos las herramientas para poder reorientar estas cosas". Además, el máximo responsable del Departament de Salut ha matizado que también tiene competencias propias, en relación a la acreditación de unidades docentes y hacer más atractivas algunas especialidades, como Medicina Familiar y Comunitaria, y "lo haremos en los próximos meses".

Entre los anuncios de la nueva hoja de ruta del Departament de Salut, Balcells ha avanzado el diseño de un nuevo mapa sanitario, que dé valor a "una mayor integración asistencial a nivel territorial". En ese sentido, ha lamentado la inequidad actual, por lo que "se debe reequilibrar el territorio".

"No pueden ser algunas inequidades que hay ahora mismo en el territorio de accesibilidad y especialistas. Hay que encontrar fórmulas que nos permitan que todos los territorios tengan los profesionales adecuados para dar respuesta a las necesidades de la población", ha detallado. "Abandonar la cultura de la queja y aprovechar al máximo los recursos que tenemos, aún insuficientes", ha manifestado.

Listas de espera "insostenibles"


Balcells en su exposición ha repasado la evolución del sistema sanitario, tanto en datos del incremento de las plantillas sanitarias como lo sindicadores de salud, especialmente las listas de espera. La pandemia ha provocado "un incremento de entradas en el sistema y en las listas de espera, y el aumento de la actividad quirúrgica se aproxima a la que había antes del covid".

"Las listas de espera actuales son insostenibles, es un tema que hace falta abordar y abordaremos", ha relatado el conseller. "Estoy en absoluto desacuerdo con lo que está pasando en muchos territorios, las listas de espera de hoy en día son inaceptables", ha comentado, además de sentenciar que "nos llena la cara de vergüenza".

Por último, en cuanto al presupuesto, el máximo responsable del Departament de Salut un aumento de 1.000 millones de euros en 2023 respecto al último elaborado por su antecesor. Este incremento permitirá "consolidar los fondos del covid como fondos propios. Lo que no ha pasado en Madrid".

En este sentido, su objetivo también es alcanzar el aumento de 5.000 millones de euros en los próximos cinco años, como acordó el Govern cuando se formó. Además, ha destacado el compromiso de llegar al 25 por ciento del presupuesto de Salut en Atención Primaria "en dos o tres años". También ha hecho hincapié en la "equiparación salarial y condiciones de trabajo en todo el sistema sanitario catalán, del ICS y Siscat, y está en el Pla del Govern". Sin embargo, ha apuntado a que el sistema está "infafinanciado".

La oposición, preocupada y expectante


Los grupos parlamentarios de la oposición, todos menos ERC, han coincidido en destacar que el debut de Balcells en comisión parlamentaria ha generado mucha expectación, lo que denota la importancia de su intervención. Entre los asistentes, representantes de Metges de Catalunya, Marea Blanca y del Fòrum Català d'Atenció Primària (FoCAP), por parte de los agentes sociales, además de altos cargos del Departament, como la secretaria general, Mercè Salvat. Y también ha querido estar presente el presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Antoni Sisó Almirall.

Assumpta Escarp, diputada de Socialistes i Units per Avançar, ha remarcado que en la exposición del conseller no ha visto "ninguna respuesta, muchos 'debemos de' y condicionales. Me han faltado medidas concretas". Escarp le ha achacado que le ha costado "hablar de consenso", además de hacer hincapié en que algunos sectores le han pedido la dimisión nada más comenzar por unas desafortunadas declaraciones, reconocidas por el propio conseller, sobre la longitudinalidad.

Desde Socialistes i Units per Avançar, así como desde Junts per Catalunya se ha manifestado el "nulo diálogo y negociación" respecto al decreto ley para elevar el presupuesto de Salut. El diputado Jordi Fàbrega (Junts) ha expresado que estará al lado de los actores sanitarios, preocupados por esta medida, y la importancia de hablar y consensuar las iniciativas que se planteen. Fàbrega ha recordado que el Govern solo tiene el apoyo de 33 diputados en lugar de 65, cuando su formación también formaba parte del Ejecutivo. "No estamos jugando, tenemos la máxima responsabilidad política", se ha defendido Fàbrega ante las acusaciones de comportamientos "cínicos e irresponsables" por parte del conseller.

Por su parte, la diputada de Vox María García Fuster ha lamentado que Balcells no les convocó para la primera reunión de su equipo con el resto de portavoces de la Comissió de Salut. Además, ha criticado la gestión del presupuesto, la contratación de facultativos no formados vía MIR, las listas de espera y que el conseller ha permanecido "veinte años fuera de la sanidad pública, sin pisar el hospital", a lo que Balcells ha respondido que eso muestra "un profundo desconocimiento de mi persona y experiencia".

La diputada de la CUP Laia Estrada ha asegurado que "la situación es grave, tenemos la sanidad en la UCI. Una situación al límite, sobre todo para el personal sanitario". En ese sentido, Estrada ha mostrado su preocupación por el aumento de contrataciones de mutuas, compartida por Balcells, y la importancia de cumplir con la moción que pedía mejorar las condiciones de los sanitarios.

David Cid, diputado de En Comú Podem, ha denunciado que "debemos de dejar de caminar hacia Madrid". Cid ha pedido un "debate real, transparente y sereno para abordar el cambio de modelo" y ha apuntado que sus dos principales retos son la Atención Primaria y destinar el 25 por ciento de presupuesto y las condiciones de los profesionales.

La diputada de Ciudadans Anna Grau ha indicado que "la carta de los Reyes Magos es bastante interesante", aunque ha hecho hincapié en que la "Atención Primaria hace fallida", así como las prestaciones que, bajo su punto de vista, debería ofrecer el sistema público de salud y no lo hace, especialmente tratamientos oncológicos y asistencia a pacientes de ELA.

Por último, el diputado de ERC Jordi Albert ha tachado de "buena expectativa" que hubiera tantos asistentes en la sala, lo que significa que "hay esperanza y confianza en que las cosas cambien", además de tender la mano al resto de grupos parlamentarios y agentes del sector sanitario. También ha instado a los organismos sanitarios a usar su "capacidad para incidir" en la negociación de los derechos de los profesionales, lo que "implicará una mejora del sistema, necesaria y urgente".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.