23 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Política Sanitaria > Parlamentarios

Rechazadas todas las enmiendas sanitarias a los Presupuestos Generales

Las propuestas de PSOE y Podemos sobre dependencia, fondo de cohesión y acceso a fármacos no consiguen apoyos

Mesa de la Comisión de Presupuestos del Congreso.
 Rechazadas todas las enmiendas sanitarias a los Presupuestos Generales
Carlos Corominas
Jueves, 25 de mayo de 2017, a las 14:20
El debate en la Comisión de Presupuestos del Congreso sobre las enmiendas a las cuentas de 2017 para el Ministerio de Sanidad se ha resuelto sin sorpresas: PP, C's, PNV y UPN han rechazado todas las propuestas presentadas por los grupos para modificar las cuentas de este año. Las principales quejas de la oposición se han centrado en criticar la escasez en las partidas para la dependencia, para el fondo de cohesión y para pagar los tratamientos innovadores, como el de la hepatitis C.

"El PP vuelve a dejar en manos de las comunidades autónomas la responsabilidad de atender la sanidad y los servicios sociales", ha criticado Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE. En su intervención, ha criticado que la parte del PIB para sanidad haya caído al 5,5 por ciento. Ha defendido que se cree una partida 

Fernández, del PSOE: "El PP vuelve a dejar en manos de las comunidades autónomas la responsabilidad de atender la sanidad"


específica de 150 millones de euros para financiar medicamentos innovadores, como los de la hepatitis C, "que el Gobierno promete y luego deja en manos de las autonomías".

La portavoz de Sanidad de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Marta Sibina, ha dicho que "si para algo deberían servir los presupuestos es para revertir las desigualdades sociales" y ha afirmado que "para ello las políticas en sanidad deberían ser fundamentales". La diputada catalana ha centrado gran parte de su intervención en reclamar más fondos para dependencia: "Proponemos una dotación que no solo revierta los rectores sino que dé respuesta a esas personas que de otra manera morirán esperando que hagamos algo por sus cuidados".

Fondo de Cohesión

Ambos portavoces han criticado el vaciado que ha experimentado el Fondo de Cohesión, un instrumento para compensar la movilidad de pacientes entre comunidades, que en los últimos años se vio reducido a la nada y que en los presupuestos de 2017 suma cuatro millones de euros. El portavoz socialista ha querido despedirse con un mensaje a la ministra de Sanidad y a sus deseos de llegar a un Pacto de Estado en Sanidad: "No son creíbles las llamadas al acuerdo cuando no nos dejan ni siquiera discutir las enmiendas a su sección de los presupuestos".

La defensa de las cuentas ha venido por parte de la diputada del PP, Carmen Navarro, que ha dicho que "es un presupuesto pensado por y para las personas" y se ha dirigido a los responsables de PSOE y Podemos: "Apelo a los partido de la izquierda, que quieren enarbolar la bandera de lo social, que ahora tienen una oportunidad".


Sibina, de Podemos: "si para algo deberían servir los presupuestos es para revertir las desigualdades sociales"


Ha criticado la herencia recibida tras el Gobierno del PSOE: "Sabemos que de números no saben mucho porque ya nos dejaron con sus cuentas más deuda, unos 16.000 millones de euros en sanidad". Un comentario que no ha sentado bien a la bancada socialista, que ha pedido a la diputada que lo retirara, ante lo cual, Navarro ha alegado que no se retractaba porque el debate era "político".

Finalmente, ha dicho que el Gobierno estará "ojo avizor" para que lo destinado a las comunidades autónomas en Educación, Sanidad y Servicios Sociales "se destine donde tiene que ir a parar".