20 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:10
Política Sanitaria > Parlamentarios

‘No’ del Senado a descentralizar la acreditación de títulos sanitarios

El PP impone su mayoría para rechazar la moción con enmiendas impulsada por los socialistas

Alfonso Rodríguez Hevia y José Martínez Olmos.
‘No’ del Senado a descentralizar la acreditación de títulos sanitarios
Redacción
Miércoles, 07 de marzo de 2018, a las 12:50
El Grupo Popular en el Senado ha hecho uso de su mayoría en la cámara para rechazar la moción presentada el senador socialista José Martínez Olmos que proponía la elaboración de un plan estratégico encargado de asegurar una cobertura de profesionales sanitarios adecuada a las necesidades del Sistema Nacional de Salud, y que a petición del PNV, incluía la descentralización del proceso de homologación y acreditación de títulos. Pese a contar con el apoyo del resto de formaciones tras incluir varias enmiendas, la votación se ha saldado con un total de 107 apoyos y 145 votos en contra.

La creación de una herramienta permanente encargada de analizar y prever las necesidades de profesionales sanitarios en cada momento ha sido la base de la intervención de Martínez Olmos, quien ha asegurado que “hoy, las comunidades autónomas tienen dificultades para contratar profesionales en algunas áreas” justo después de afirmar que “lo que más nos duele es el éxodo masivo de profesionales jóvenes por la política desarrollada por el Gobierno en esta materia”.

A la hora de rechazar la moción, los populares se han referido al trabajo que desde el Gobierno se está haciendo en esta materia. Así, Alfonso Rodríguez Hevia ha afirmado que “la ministra ya comunicó la puesta en marcha de un grupo de trabajo específico dedicado a analizar las necesidades del sistema. “Ese grupo realizó un estudio de situación y elaboró trece líneas de acción”, ha argumentado el senador popular, que en su enmienda pedía alcanzar un acuerdo en el marco del Consejo Interterritorial.

Instrumento imprescindible

La moción planteada por el senador socialista fijaba las bases de un sistema “que aborde la carencia de profesionales, el déficit en algunas especialidad, las jubilaciones, las necesidades de formación y la agilización de los procesos de acreditación y homologación de títulos”, tal y como ha descrito. “Puede decirle al sistema educativo cuáles son sus necesidades para que las universidades públicas puedan responder a los requerimientos del SNS”, ha añadido a la vez que lo ha calificado de “instrumento imprescindible” declarando que “no es razonable que hagamos un esfuerzo de formación de profesionales y luego nos falten o nos sobren”.

El apoyo parlamentario a la propuesta ha sido compartido por todas las formaciones, que no obstante han presentado varias alegaciones al proyecto. Una de las más importantes ha sido la propuesta por la senadora Nerea Ahedo, del PNV, que ha defendido la descentralización del proceso de acreditación, siempre bajo la supervisión del Ministerio de Sanidad, para “mejorar en agilidad y acortar plazos” ante lo que ha considerado una “necesidad acuciante”. Podemos, por su parte, ha incidido a través de Concepción Palencia en la necesidad de hacer frente a las condiciones de precariedad que viven los profesionales.