Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Otras profesiones

Psicólogos piden que se valore más la experiencia en los contratos públicos

El Colegio General de la Psicología advierte que se contrata al profesional que esté dispuesto a cobrar menos

Fernando Chacón y Francisco Santolaya.
Psicólogos piden que se valore más la experiencia en los contratos públicos
Redacción
Miércoles, 25 de julio de 2018, a las 12:25
Gran parte de las labores que prestan los psicólogos, como la intervención social, se realizan a través de contratos de servicios, convenios o conciertos de la administración con entidades privadas. El Colegio General de la Psicología de España ha advertido en un comunicado que el criterio fundamental para seleccionar a un profesional es el dinero, "el que estuviese dispuesto a cobrar menos", por lo que ha pedido que sea la experiencia y los méritos del mismo la principal razón para el contrato.

En el comunicado, que ha firmado con el Colegio de Psicólogos de Madrid, ha asegurado que antes de la crisis económica el criterio fundamental para la adjudicación de contratos competitivos "era la calidad del proyecto técnico y los currículums, incluyendo como elemento fundamental la formación específica y la experiencia de los profesionales que iban a desarrollar el programa". Pero que, sin embargo, cuando se incrementaron las tasas de desempleo, ha criticado que "el coste de los proyectos ha sido el criterio preponderante y, en muchas ocasiones, el único para la adjudicación de estos servicios".

Por ello, ha lamentado que cualquier proyecto y equipo, incluso sin formación ni experiencia, "podía valer siempre y cuando el presupuesto fuese el más bajo". "Si hacemos un paralelismo con la gestión pública directa, sería como si en las ofertas públicas de empleo como medicina y enfermería se seleccionase al profesional que estuviese dispuesto a cobrar menos, en lugar de aquel que más méritos aportase", ha añadido.

Para el Colegio, esto implica una "desvalorización absoluta" de la intervención y una "mercantilización" del trabajo de los psicólogos que, a su juicio, el mensaje que trasmite es el de “cualquier cosa vale siempre que sea más barata”.


Consecuencias: Descenso de la calidad del servicio y precarización de los contratos


Esta situación, tiene graves consecuencias para estos profesionales: un descenso de la calidad de los servicios que prestan a los ciudadanos y una precarización de los contratos laborales de los que trabajan en estos programas.

Así, en aras de la calidad de los servicios psicológicos, los profesionales de la Psicología han señalado que es "imprescindible" un cambio en el sistema de adjudicación de contratos públicos. Han apuntado que en todos aquellos servicios que atiendan a personas, el proyecto técnico y la experiencia de los profesionales "debe ser el criterio fundamental de adjudicación" y en ningún caso el económico.