Varios colectivos signan un manifiesto para exigir la figura del psicólogo en la comunidad educativa española

"Queremos dar respuesta a niños y profesorado con ansiedad o depresión"
La responsable de división educativa del Consejo General de Psicología, Pilar Calvo.


10 jun 2022. 16.20H
SE LEE EN 5 minutos
Ofrecer un adecuado bienestar en la comunidad educativa de la salud mental es el objetivo marcado por la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (Ceapa), la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa), el Consejo General de la Psicología de España (COP) y el Sindicato de Estudiantes (SE). Todas estas organizaciones redactan un manifiesto conjunto en el que piden a las administraciones públicas la adopción de medidas dirigidas a favorecer unas condiciones más saludables en los centros educativos.

Uno de los escenarios que las entidades firmantes recuerdan son “las necesidades y problemáticas que se producen en los contextos educativos que requieren de una atención especial para mejorar el bienestar de la comunidad educativa”, como por ejemplo el abandono escolar, el acoso o la prevención de la violencia de género. Pilar Calvo, coordinadora de la División Educativa del Colegio de Psicólogos, afirma en Redacción Médica que "queremos transmitir lo que la sociedad clama: una atención psicológica en el ámbito educativo".

La pandemia ha llegado a generar un gran impacto psicológico entre los alumnos y profesores, por lo que desde el Consejo Escolar del Estado se ha planteado que las “Administraciones deben atender los problemas relacionados con la salud mental, agravados por el largo periodo de la pandemia y que están incidiendo en la falta de motivación, en problemas de concentración y en síntomas depresivos”. En esta línea, Calvo explica que "queremos dar una respuesta a los niños, atender al profesorado que se ve resentido por las bajas laborales de ansiedad y depresión, y cuidar de las familias".

El manifiesto llega a nombrar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que plantea desde hace tiempo que los centros educativos son los entornos más importantes para la promoción de la salud y las intervenciones preventivas entre niños y jóvenes. “Queremos transmitir lo que la sociedad clama: una atención psicológica en el ámbito educativo y una de las reivindicaciones es la que solicita la integración de los psicólogos en los centros educativos”, concluye la coordinadora de la División Educativa.

El psicólogo, elemento vital en la comunidad educativa


La figura del psicólogo es unos de los reclamos que expone el manifiesto, argumentando que “el bienestar psicológico es tan imprescindible para el desarrollo personal, como para la mejora de los procesos de aprendizaje y los resultados académicos, por lo que va siendo hora de que en España se tengan más en cuenta las evidencias a este respecto”. Por su parte, Calvo puntualiza que "los psicólogos educativos están formados y cualificados para hacer una evaluación técnica y adoptar medidas de intervención. Queremos impulsar la detección temprana para la prevención universal, selectiva y delicada”.

En este contexto descrito en el manifiesto, las organizaciones firmantes reclaman a las Administraciones competentes las siguientes medidas: No saturar los centros educativos con excesos de grupos de alumnado, respetando el número de líneas (grupos por curso) para el que está diseñado cada centro educativo, cubrir eficaz y rápidamente las bajas laborales de los docentes, reducir las ratios de alumnado por docente y la temporalidad del personal, reforzar la orientación educativa y profesional al alumnado vulnerable y, finalmente, dimensionar proporcionalmente los contenidos de los programas de las asignaturas a las posibilidades temporales de impartición y aprendizaje del alumnado.

Programas de evaluación e intervención en los colegios


Por último, el cuidado del bienestar del profesorado, alumnado y sus familias requiere, según el manifiesto, que “las Administraciones educativas apoyen de manera decidida el desarrollo del Estudio PsiCE (Psicología en Contextos Educativos), dirigido a prevenir los problemas emocionales en contextos educativos a la vez que se mejora el ajuste emocional y social”. Por otra parte, también se centran en que se desarrollen en los centros educativos programas de evaluación e intervención basados en la evidencia.

Para concluir el manifiesto, el último punto que reclaman las organizaciones son que las Administraciones educativas competentes “deben incorporar progresivamente a este personal experto en Psicología a las plantillas de los centros educativos, donde sus Programaciones deben reservar tiempos y espacios adecuados para el desarrollo de esos programas de evaluación e intervención”.  Calvo entrevé que “los psicólogos educativos están formados y cualificados para hacer una evaluación técnica y adoptar medidas de intervención. Hay que atender la salud mental. Si la figura del psicólogo está en los centros, la problemática se habrá cerrado". Además, por parte del Colegio de Psicólogos se busca, en palabras de Calvo, se busca “perseguir un reparto de funciones equivalente. Hay duplicación de prueba, pero falta intervención".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.